LA HERENCIA EXTRATERRESTRE

en-el-principio-dios

.

” Y el espiritu de Dios batía las alas sobre las aguas”  . . .

Esta frase  ha fascinado a legiones de espíritus intuitivos e iniciado, al extremo de llevarlos al éxtasis. Aire y agua, eran ahora los elementos de que se valía el Creador para completar el mundo, después de utilizar el fuego y la tierra.

Las mitologías figurarán después la escena con situaciones al alcance de la memoria del hombre, limitado por sus necesidades materiales, a fin de que el hecho se perpetúe a pesar de que el transmisor no esté capacitado para comprenderlo.

La Bíblia, como las demás escrituras de índole sagrada, concuerda en que se movían estos elementos ( carros de fuego, o sea,ovnis) sobre la Tierra, que aún estaba por ser creada como centro de vida, que el Creador tuvo necesidad de espíritus (angeles) para hacer pasar a la condición de materia todo lo que Su Voluntad deseaba que en tal plano existiera, no sólo crearon al hombre a su imagen y semejanza, sino que también se reflejaron en todas las ramas de vida que moldearon con sus manos y sus medios. De ese hecho trascentental provendría la afirmación de que el hombre fue hecho a partir de barro y se referiría a aquella primera masa viatal que cada potencia interestelar trabajó a su manera.

.

3DStarMENCIÓN EN LA BIBLIA DE OBJETOS VOLADORES NO IDENTIFICADOS

8472_ANIufoC

De su interior aparecía una forma de cuatro seres vivientes. EL aspecto de ellos tenía la forma de hombre, pero cada uno tenía cuatro caras y cuatro alas.

Sus piernas eran rectas, y sus pezuñas eran como pezuñas de becerro que centelleaban como bronce  bruñido.

Debajo de sus alas, a sus cuatro lados, tenían manos de hombre. Los cuatro tenían sus caras y sus alas.

Sus alas se juntaban unas con otras. Y cuando se desplazaban, no se volvían, sino que cada uno se desplazaba de frene hacía adelane.

La forma de sus caras era la de una cara de hombre, con una cara de león en el lado derecho de los cuatro, una cara de toro en el lado izquierdo de los cuatro y una cara de águila en los cuatro. Así eran sus caras.

Sus  alas estaban extendidas hacia arriba. Cada uno tenía dos alas que se tocaban entre sí, y otras dos que cubrían sus cuerpos.

Cada uno se desplazaba de frente hacia adelante. Iban adondequiera que el Espíritu decidía ir, y no viraban cuando se desplazaban.

En medio de los seres vivientes había algo como carbones de fuego encendido que se desplazaban como antrochas entre los seres vivientes. El fuego resplandecía, y del mismo salían relámpagos.

Y los seres iban y volvían, como si fueran relámpagos.

Mientras yo miraba a los seres vivientes, he aquí que había una rueda en la tierra, junto y al frente de cada uno de los cuatro seres vivientes.

La forma y el aspecto de las ruedas era como crisólito. Las cuatro ruedas tenían la misma forma y aspecto, y estaban hechas de manera que había una rueda dentro de otra rueda.

Cuando se desplazaban, lo hacían en cualquiera de las cuatro direcciones, y no viraban cuando se desplazaban.

Sus aros eran altos y aterradores, y los aros de las cuatro ruedas estaban llenos de ojos alrededor.

Cuando los seres vivientes se desplazaban, también se desplazaban las ruedas que estaban junto a ellos. Cuando los seres se elevaban de sobre la tierra, las ruedas también se elevaban.

Iban adondequiera que el Espíritu fuese, y las ruedas también se elevaban junto con ellos, pues el Espíritu de cada ser viviente estaba también en las ruedas.

Cuando ellos se desplazaba, también ellas se desplazaban; cuando ellos se detenían, también ellas se detenían. Y cuando ellos se elevaban de la tierra, también las ruedas se elevaban junto con ellos, porque el Espíritu de cada ser viviente estaba también en las ruedas.

Sobre las cabezas de los seres vivientes había una bóveda semejante a un cristal impresionante, extendido por encima de sus cabezas.

Debájo de la bóveda, sus alas se extendían rectas, la una hacia la otra. Y cada ser tenía dos alas con que cubrían sus cuerpos.

Cuando se desplazaban, escuché el ruido de sus alas como el ruido de muchas aguas, como la voz del Todopoderoso, como el bullicio de una muchedumbre, como el bullicio de un ejército. Y cuando se detenían, bajaban sus alas

– EZEQUIEL 1, 5- 24 –

.

15-cuadro1

.

EXTRATERRESTRES EN AMERICA

8472_ANIufoC

.

Resulta dificil entender en que radica la verdadera razón de que hayan sido abandonas tantas esplendorosas ciudades sagradas.

De aquellos seres venidos de las estrellas, heredaron los pueblos nativos americanos numerosos valores incorporados a sus creencias, así como conocimientos sobrehumanos que dieron lugar al  chamanismo y a la brujería mísma.

Heredaron también prodigiosos monumentos de factura sobrehumana y símbolos, como el del Águila y la Serpiente, que  invocan todavía persistentemente en sus artes, como si intuyeran que no estan desactivadas y que en cualquier momento les sevirán de nuevo para contactar con las potencias de las remotas constelaciones que desde los orígenes de la especie humana influyen en la Tierra por mediación de la Luna.

Según el análisis de ese legado, todo aquello suceció como sigue :

El antagonismo entre ciertas potencias de las estrellas, se refleja en las tradiciones  y las leyendas de todos los pueblos de la América precolombina. Y esto es más cierto cuando se trata de la oposición entre los seres hechos al ámabito de las tinieblas, que vinieron a habitar las entrañasde laTierra, y de los señores del  aire, relacinados con las aves y con su plumaje, accesorios quizá más simbólicos que útiles, pero con los que se hicieron inolvidables en toda la Tierra y en todos los tiempos hasta el siglo quince.

.

Esquimal_hace_4000_anos

<< Los Esquimales, pueblo traído en una nave >>

.

Los esquimales, pueblo de origen desconcertante, tienen un apodo distintivo para la Magna Mater :” la que no quiere marido “, lo que claramente indica que se refieren a la mísma potencia femenina que con tal característica de virgen y madre se dio a conocer de todos los pueblos primitivos.

Asimismo, los esquimales guardan memoria de haber sido traídos al Norte de América en nave del tipo ave, de las comandadas por el  señor de alas y serpientes. Son naves definidas como pájaro- serpiente las que con mayor asiduidad se relacionaron con todos los pueblos de América.

En Alaska el dios pájaro de las tormentas sólo habla con los niños. Solo con ellos su voz es dulce y les advierte sobre peligros inminentes. Les da el mensaje en forma críptica, de manera que el chamán ha de interpretarlo y aconsejar lo que ha de hacer la comunidad..

.

danzaindio

<<Una muy larga y atronadora nave que mucho apareció por aquí>>

También los Chippewas del este del Canadá recuerdan que una serpiente venida de las estrellas depositó grandes poderes en manos de un bravo guerrero, capacitándole para hablar en sueños con quienes vigilaban la extensión desde muy alto. Fue el primer chamán formado por las elevadas mentes que no sólo permitieron, sino que alentaron a los indios paraque las divinizaran.

Los Pawnee también reverenciaban a un dios de la tormenta dorado de alas y con rostro de ave. Lo llamaban Tirawahat. Le agradecían la inteligencia. Decían que vino en una larga nube de rayos y truenos. Un día se fue en su nube, tras asegurarse de que podrían prosperar con sus enseñanzas. Les dejó el recuerdo de su último estallido de poder antes de elevarse y desaparecer en el cielo.

Pero, los hombres pájaro no fueron los únicos en atraer a los esquimales. Con el tiempo llegaron a reverenciar también a los hombres de los islotes. Estos eran montículos de hierbas y ramas flotantes, ocasionalmente iluminados por la luz de la nave que recubrían. De tales islotes brotarán seres que procuraban con esmero ser poco vistos.

Registra la memoria tribal que les ayudaban de muy diversas maneras con poderes maravillosos. Pero en ocasiones se apoderaban de algunos y no siempre los devolvían a su pueblo. Los describen como espantables enanos de ojos verticales y luminosos. Eran duchos en brujería y dados a formar chamanes que les servirían de embajadores ante la tribu, de manera que no siempre se presentaban personalmente.

.

Chaman

.

INDEFINIBLES  AFINIDADES  Y  ANTAGONÍSMOS  DE  LOS  EXTRATERRESTRES

8472_ANIufoC.

En el Norte de América, como en otras partes del mundo, los extraterrestres dejaron a algunos de los suyos. Seres pequeños, dados a vivir bajo tierra. No obstante, se decían hijos del Sol, al que en estas tierras se asocaiba a la Gran Madre debido a que en ” naves” iban lo mismo hombres pájaro que matronas doncellas doradas y radiantes. La confución es considerable por cuanto a la afinidad de los distintos seres espaciales. No hay forma de seguir los altibajos de sus relaciones.

Los Pies Negros  adoraban a la diosa Kokomikeis, gran señora de las estrellas que sufrió el ataque de pequeños pájaros de pico grande con cesta, en la que iban hombres pequeños de cabeza grande. La diosa era esposa de Natos, el gran maestro, que persiguió por los aires a sus enemigos tan inútilmente que le arrebataron a su esposa casi todas sus estrallas excepto a Apisuahts,el lucero del alba.

Así, hubo combates muy cruentos en las proximidades de la TIerra, ante los ojos mismos de los indios, que los registraron desde su perspectiva inevitablemente insuficiente, como la conservada por los Iroqueses sobre Hino, dios de la tormenta.

Registraron sus antepasados que Hino disparó flechas de fuego contra un dragón monstruoso que se había hecho fuerte en la región de los Grandes Lagos, devoraba a la humanidad, habiéndose tragado ya el corazón del héroe Gunnodoyac. Sus aliados en la formidable batalla fueron el Águila dorada Keneuy, y Oshadagea, el Águila con un lago en el lomo. Al fin el héroe Gunnodoyac fue resucitado por el bando victorisos y llevado a las estrellas.

Es innegable que cielo y estrellas tenían connotación de lugar preciso, no de ubicación metafísica. Y la resurrección del héroe indica que fue reanimado con medios muy avanzados y trasladado a donde podría convalecer.

.

Alien

.

<< WENDE – HATS >>

8472_ANIufoC

Una de aquellas pequeñas criaturas, segun loS Cheroquis, fue Wen- de – hat y se quedó con ellos, dentro del territoiro que va de Carolina del Norte a Oklahoma, Parecía condenado a extinguirse en un medio tan alejado de las condiciones a las que estaba acostumbrado. Sin embarago, su caso no fue único porque en muchas partes de Europa se conocieron congéneres de Wen- de – hat y se les llamó “duendes”,en curiosa afinidad fonética. Más aún, en la actualidad todavía hay numerosos miembros de la tribu Piel Roja de los Wendar, cuyos antepasados se habrían formado a partir de la semilla de aquel hombrecillo que, como tantos otros viajeros del espacio, tomaron aquí las mujeres que bien quisieron . . . para decirlo con los términos bíblicos.

Wen-de-hat habría sido dejado en la antigua América para cumplir, según memoria de los Cheroquis, una misión especifica : robar los mocasines alados del dios de la tormeta. Esto, por lo menos es una maravillosa confirmación de que el personaje no sólo no es ajeno a la realiddad,sino que su identidad es mundialmente conocida como Señor del Aire y de las Serpientes, “tripulante de una nave emplumada” con llamas de vivos colores por lo que los Haidas canadienses la llamaron “demonio Skana “, u Orka, asociándola con una ballena voladora ( de la que hicieron una pintura que ha originado casi tanta excitacion como el <<astronauta de Palenque>>, porque se aprecia claramente a un piloto en actiud de acionar los mandos del monstruo-nave).

Se dice, que Wen- de – hat  finalmente se fue cuando sus congéneres regresaron a buscarlo. Más aún, se llevó en su nave a un guerrero que buscó refugio en una cueva para reponerse de uan larga jornada de caza. Contaría él que oyó un ruido extraño que lo paralizó. Se le acercaron varios enanos de cabeza voluminosa.

El propio Wen -de -hat dio a beber al guerrero una poción, diciéndole que le haría dormir. Y en efecto así fue. Durmió por espacio de casi cien años. Aquel bravo guerrero fue llevado muy lejos del ámbito terrestre a enorme velociad. Cuando despertó, se hallaba de nuevo en la misma cueva, pero todo era distinto. Volvió a su tribu, encontrándola establecida en otro lugar muy distante, humillada por los blancos. Su esposa había muerto y sus hijos ancianos lo rechazaron asustados porque él se mantenía en plenitud.

1243063789399_f

.

<< Aquel hombre blanco y dulce señor Quetzalcoatl>> 3DStar << Un hombre bueno bajado de una serpiente llameante >>

.

Mas al sur, en México, se le conocería como “Serpiente Emplumada ” o Quetzalcoatl, precisamente en gracia a que su nave era  comparable a una serpiente emplumada.

En la América precolombina estas presencias han sido determinantes y su principal advocación era Quetzalcoatl, entre lo aztecas, la de Kuchulchán, para los chontales, la de Kukulkán, para los mayas, la de Gucumatz entre los quichés y la de Viracocha en el Perú.

Hay muchas otras en este mismio contiente. En realidad sus nombres son innumerables, pues se relacionó con todos los pueblos para instruirlos en ” muchas y variadas ciencias y artes ”  algunas para su vida material y otras para la religiosa, como el ritual de los sacrificios incruentos.

Fue contemporaneo de Cristo y muchos creen que pudo haber ser sido El mísmo, debido a las innumerables coincidencias de sus repstectivos mensajes, así como la inegable bondad de su trato. De hecho, no sólo unen a Cristo y a Quetzalcoatl su muy semejante mensaje de amor y paz como fuente de energía positiva, sino que Quetzalcoatl enseñó a sus múltiples seguidores el símbolo de la Cruz, como comprobaría en su momente Hernán Cortés, que además halló que el pueblo misteriosamente  adoctrinado también practicaba los rituales del bautizo y la confesión y tenía como dogmas la virginidad de la madre del dios mayor venido al mundo, a la que se representaba con el niño en su regazo.

La nave de Quetzalcoatl Serpiente Emplumada (o alada) era de las más grandes y sus llamas salían de tal manera que parecían brotarle plumas verdeazuladas, lo que habría inducido al nombre de Quetzalcoatl.

Quetzalcoatl  cuando no se desplazaba en la gran nave que empleaba para volar grandes distancias, se valía de una individual, conocida por los aztecas como balsa de serpientes.

En el sur se le conocería  simplemente como hombre blanco, que es lo que significa el término Viracocha.

En realidad no le correspondía en exclusiva, sino que se daba a cuantos pertenecían a su condición aérea, a guerreros venidos de las estrellas que participaban lo mismo en tareas defensivas que en la construcción de ciudades fortaleza.

Estos eran los viracochas, cuyo retrato estaría en lo alto de la pirámide de Tula, aquí se refierea los famos gigantes, que en el pecho llevan el distintivo del águila, en la mano sostienen un arma indefinible. Su casco tiene, en la rodela que circunda la cabeza, escamas de serpiente, y remata en lo altocon plumas, significando su condición de serpientes emplumadas. Comparten el espacio con columnas redondeadas, distintivas de la influencia  de Quetzalcoatl en todo el mundo, así como con otras anguladas, en las que se aprecian grabados de águilas, serpientes y plumas.

.

3DStar

35364_104066002981147_1275797_a

“Estos datos hacen que lleguemos al convencimiento de que se trata de evidencias de importancia capital,

a partir de las cuales deben engarzarse las cuentas de datos que componen la historia oculta

de los visitantes venidos de las estrellas”.

.

¿ De quién es realmente el mundo ?

La NASA dedica dinero, tiempo y ciencia a la búsqueda en el espacio de tan manifiestas y poderosas inteligencias, pero no ha llegado aún al punto más fantástico y más realista de su maduración como investigadora: el de considerar qué parte de ese caudal deberá dedicarse a la elaboración de fórmulas invocatorias. Y quizás incluso a repasar los viejos libros de oraciones, rituales, danzas, etc. , y programarlos en lugres específicos, como en las proximidades de grandes cuevas, volcanes, montañas de roca y desiertos.

Después de todo, estos sistemas dieron resultado durante milenios. La tecnología no ha dado ninguno, por más que sigan empleándose los últimos avances científicos en el propósito de captar siquiera un murmullo de vida inteligente en otros mundos.

Pronto aprenderemos que, como decía André Bretón, ” hay que buscar en este mundo la existencia de todos aquellos que se ocultan detrás de las constelaciones,a los que ya podemos designar como Dioses Voladores Identificados”.

.

3DStar

D.V.I.

–   A. Karras  –

SI TE HA GUSTADO ESTE POST ME ENCANTARIA SABERLO

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s