OBJETOS MÁGICOS

1885307j523qmgyxn

Los objetos mágicos puede ser cualquier objeto al  que superticiosamente se le atribuye alguna vritud sobrenatural. Suelen ser objetos o incluso palabras utilizadas en momentos concretos.

Estos objetos son tan antiguos como la humanidad, ya que el hombre vio en ellos la forma para escapar de los males que lo aquejaban, fuesen físicos, morales o espirituales.

Los primeros objetos mágicos fueron  los naturales, tales como piedras, maderas talladas o cristales naturales, que eran apreciados por su forma, color o rareza. Más tarde se optó por poseer objetos de uso cotidiano que por haber sido propiedad de alguien o haber sido parte de un suceso, se guardaban por presuponer que tendrían cierto poder.

En la actualidad existen multitud de objetos mágicos, tanto comerciales como personales, ya que cada persona valora el objeto de manera subjetiva y alcanzan diferente importancia. La persona que posee un objeto, por su creencia y fe en éste, puede o no desear revelar este hecho a otras personas y compartir su apego.

3DStarConozcamos algunos de estos objetos  . . .

VARITAS  MÁGICAS

.

Alrededor de todo el mundo las varitas mágicas son popularmente conocidas como símbolo de la capacidad de hacer que las cosas sucedan. Un simple movimiento de esta útil herramienta y logramos cosas increíbles, desde ordenar nuestra habitación hasta matar.

Las varitas mágicas existen desde hace mucho tiempo. Aparecen en pinturas rupestres y en el arte del antiguo Egipto.

Los magos de la sociedad druídica que floreció en la Europa pre cristiana presidían las ceremonias religiosas con varitas fabricadas con espino, tejo, sauce y maderas de otros árboles que para ellos eran sagrados. Esas varitas eran talladas solo al amanecer o al atardecer, que se consideraban los mejores momentos para capturar los poderes del sol, y era necesario usar un cuchillo sagrado bañado en sangre.

En el antiguo Testamento, Moisés usa una varita en forma de cayado para abrir las aguas del mar rojo y para hacer brotar un manantial de una roca. Una imagen del siglo IV muestra a Jesús resucitando a Lázaro al tocarlo con una varita. Esto nos muestra que históricamente, las varitas no solo eran usadas para canalizar las fuerzas sobrenaturales, sino también como instrumento en las ceremonias religiosas y como símbolo de poder.

En la literatura, las varitas mágicas aparecen por primera vez en La Odisea, de Homero, escrita hacia el siglo IX o X a.C. La bruja Circe usa una varita para convertir a la tripulación del héroe en cerdos.
En la mayoría de las leyendas y cuentos de hadas el uso común que se le hace a la varita es la de transformar una cosa en otra diferente.
Nadie podría olvidar al hada madrina de cenicienta cuya varita transformaba ratones en caballos y una calabaza en carroza.
Otra varita famosa es la del mago Merlín y la del dios griego Hermes, quien usaba una vara llamada caduceo para hacerse invisible.
En tiempos de la Europa moderna la varita era usada por muchos magos rituales para lanzar conjuros y para dibujar círculos mágicos que protegían al mago de la influencia de cualquier demonio o espíritu cuya presencia planeara invocar. Por supuesto que las varitas debían estar bien hechas, para lo cual existían libros que daban pautas de cuales eran las mejores formas de fabricar una buena varita. Según Las clavículas de Salomón, uno de los libros de conjuros mas conocidos de la Edad Media, la varita ideal debía hacerse de madera de avellano cortada del árbol de un solo golpe con un hacha nueva. También se creía que el poder de una varita podía incrementarse al ponerle puntas magnéticas en los extremos, incrustándole cristales o tallando palabras mágicas o nombres sagrados. Una vez tallada la varita, el mago invocaba a los espíritus, demonios o dioses apropiados para que dotaran a la varita de sus preciados poderes.
Ya en el siglo XV, las varitas eran también usadas con fines lúdicos: como utilería de los artistas callejeros que veían a la magia como una forma de ganarse la vida. Desde su punto de vista, la varita tenía al menos dos importantes funciones: era el agente que, en apariencia, causaba la magia, y ayudaba a distraer a la audiencia atrayendo su atención hacia una cosa mientras el mago hacia otra disimuladamente. Por supuesto que la varita mágica son el sello distintivo de los actuales magos. Muchos magos contemporáneos coleccionan varitas trucadas que se doblan, se parten, lanzan cintas, que cambian de color o que se pliegan.
.
.
  ESCOBAfantbroom.gif picture by hadadelbosque

.

Indispensable elemento para la limpieza del hogar y herramienta preferida por excelencia de las brujas para remontar el vuelo. Pero, si bien hoy en día las ilustraciones populares muestran a las brujas trasladándose de un lugar a otro en escobas, originalmente, las viejas leyendas nos muestran otro panorama.
Entre 1450 y 1600, en Europa se afirmaba que las brujas alzaban el vuelo de camino hacia sus reuniones nocturnas montadas en cabras, bueyes, ovejas, perros y lobos, así como garrotes, palas y varas. Pero las escobas se convirtieron en su vehículo favorito debido a la función tradicional de las mujeres como amas de casa. De acuerdo a las leyendas las brujas salían volando de sus casas por la chimenea y se decía que se veían obligadas a bajar o ni siquiera podían despegar si oían sonar campanas.
En Alemania se les temía tanto a las brujas montadas en escobas que, durante un tiempo, se ordenó que todas las iglesias hicieran sonar las campañas sin parar desde que caía la noche hasta que amanecía
La cuestión de si las brujas eran o no capaces de volar llegó a grandes discusiones entre los eruditos y la iglesia. Muchas mujeres confesaron que podían volar y algunas hasta se enorgullecían de ello. Según el Malleus Maleficarum, la guía más importante sobre la localización de brujas, el vuelo era un hecho indiscutible.
En un pasaje libro bíblico de San Mateo, afirman el poder de Satán de transportar a Jesucristo a través del aire, y en algunos eclesiásticos señalan que, si el Diablo podía hacer volar a Jesús, seguramente podría darle esa habilidad a las brujas que le servían. Por su parte, otros eruditos no creían en dicha habilidad, pues la consideraban una imposibilidad física, y utilizaban como argumento que el Diablo solo hacía creer a las mujeres que podían volar, llenando sus cabezas de desvaríos.
Un grupo de pensadores más científicos propusieron una explicación más lógica y mundana. Se creía que cuando las brujas se preparaban para el vuelo, untaban sobre ellas y sobre la escoba un ungüento volador elaborado con diferentes plantas y hiervas. Los médicos que experimentaron con este ungüento en el siglo XVI descubrieron que contenía sustancias químicas muy potentes que penetraban en el cuerpo a través de la piel, provocando un sueño profundo y alucinaciones, como por ejemplo, la sensación de estar volando.

  CALDERO

.

Si bien es considerado un “utensilio” de cocina, en las manos adecuadas puede ser un objeto mágico de gran poder. Cualquier bruja u hechicero podía usarlo para hacer hechizos, conjuros y paciones, predecir el futuro, suministrar grandes cantidades de comida a familias numerosas.

Los calderos podían, también otorgar conocimientos y sabiduría a su poseedor.

Los calderos tenían gran cantidad de funciones: cocinar, lavar, transportas agua y fuego, fabricar jabón y velas, hacer medicamentos, etc. Pero la función más conocida de los calderos es el que le daban las brujas, quienes lo usaban con fines mágicos o sobrenaturales tales como elaborar pociones o preparar maldiciones o hechizos.

Encontramos calderos también en la mitología irlandesa, celta y galesa. En estas culturas se creía que el caldero poseía poderes sobre la vida y la muerte. La boca del caldero era la entrada al mundo subterráneo del cual emerge la vida y al que los muertos regresan.

El héroe irlandés, Bran tenía un caldero que podía revivir a los muerto, Bran lo usó para revivir a los soldados caídos en batalla, arrojando las partes de sus cuerpos al caldero y salían de él soldados enteros listos para seguir luchando. De esta manera, Bran se hizo poseedor de una fuente de soldados inagotable. Pero este héroe fue vencido cuando su hermano se sacrifico para destruir el caldero arrojándose al interior de él, puesto que no estaba hecho para albergar seres vivos.

.

ESPEJO

.

Hoy en día nosotros usamos los espejos como parte de nuestra vida cotidiana, pero estos objetos no siempre fueron fácilmente adoptados en los hogares. Durante mucho tiempo se creyó que los espejos reflejaban el alma de las personas, al igual que los reflejos en el agua.
En algunas civilizaciones se consideraban objetos peligrosos, puesto que se pensaba que podían robar el alma de quien se reflejaba y estaba en peligro de caer en manos de los malos espíritus. Por ello, cuando se fabricaron los primeros espejos, hace 4.500 años, fueron considerados objetos mágicos y maravillosos, hasta fueron vistos como poderosos talismanes capaces de confundir la mente, robar almas y hasta alejar los malos espíritus.
La catoptromancia es el arte de predecir el fututo mediante espejos, pero con el paso del tiempo fueron sustituidos por las bolas de cristal. El filósofo Tomas de Aquino sostenía que los espejos eran muy útiles para la ilustración de uno mismo y ayuda a la persona a entender mejor su posición en el mundo.
Muchos escritores usan los espejos como objetos magicos con diferentes poderes. En el cuento “Alicia en el país de las maravillas” una joven cae dentro del espejo de su habitación y entra a un mundo desconocido donde todo se hace marchando hacia atrás, en este caso el autor toma los espejos como “entradas” a otros mundos.
En el libro “Harry Potter y la piedra filosofal”, Harry se acerca a un espejo, pero en lugar de ver su reflejo, ve a sus padres (que estan muertos). Ese espejo (espejo de oesed) era capaz de reflejar el deseo más profundo y desesperado de nuestro corazón.
En el cuento “Blancanieves”, un espejo revela a una malvada bruja quien poseía la belleza más grande del reino.

Los espejos mágicos aparecen tanto en la realidad como en los cuentos, cuando nos reflejamos en un espejo, para lavarnos la cara, los dientes, peinarnos, maquillarnos, etc. Nunca nos imaginamos los fantásticos objetos que se creían que eran hace mucho tiempo atras.

BOLA  DE  CRISTAL  

.

Las bolas de cristal son elementos infaltables entre los accesorios de los adivinos. Si bien, hasta la edad media no se usaron las bolas de cristal, la cristalomancia, el arte de ver el interior de un cristal para ver el futuro, forma parte de una tradición más antigua.

Se trata de una variante del divisamiento, un método de la adivinación que consiste en mirar fijamente una superficie hasta que las diferentes civilizaciones usaban diversas superficies para mirar el futuro, algunos usaban espejos, otros copas, otros tiraban agua en un cuenco y observaban en busca de imágenes e incluso algunos las buscaban en cuencos llenos de tinta.

Pero fueron los romanos los cristalománticos auténticos, pues fueron los primeros en intentar ver el futuro en trozos de cristales de cuarzo o berilos pulidos. Los buenos cristalománticos debían ser puros de alma y de cuerpo, y debían presentarse rezando y luego de hacer ayuno durante unos días. Solí usarse una habitación especial, de ambiente ceremonial y solemne.

En algunas culturas se cría que los niños eran los mejores videntes, ya que eran más puros y más abiertos a la imaginación que los adultos. En la Europa renacentista comenzaron a usarse las bolas de cristal para encontrar objetos perdidos o identificar a alguien.

La bola de cristal más famosa del renacimiento perteneció al matemático, erudito, alquimista ingles John Dee, que fue contratado para calcular la hora astrológicamente correcta para la coronación de la reina Isabel primera. Se creía que con su bola de cristal podía conectarse con el mundo de los espíritus, pero por más que se pasara horas mirando fijamente la bola, nunca veía nada y en vez de rendirse, contrató a Edward Nelly, un vidente profesional que muchos consideraban un estafador. Ambos trabajaron juntos, Dee hacía las preguntas y Nelly daba las respuestas observando la bola. Juntos redactaron varios libros con mensajes de los espíritus, incluido uno en que se predecía la ejecución de María Estuardo, reina de los escoceses, que ocurrió en febrero de 1586. Actualmente la bola de cristal de Dee está guardada en el Museo Británico de Londres, Inglaterra.
ALFOMBRAS  BOLADORAS

.

Las alfombras voladoras son mágicas alfombras que llevan a sus amos a donde quieran. Estos útiles objetos son muy asociados a los países orientales, la más famosa es la alfombra del rey Salomón, cuyos logros fueron tan impresionantes que en algunas historias cuentan que era un mago con múltiples dones, como controlar los vientos y hablar el lenguaje de los pájaros.
Las descripciones de la alfombra del rey Salomón varían mucho, pero todos los autores coinciden en que era de fina seda verde, muy, muy grande, quizás de mas de 90 kilómetros de ancho.
Es evidente que la historia de la alfombra del rey Salomón inspiró muchos cuentos populares árabes, como “El cuento del príncipe Ahmed y el hada Paribanou”. En este cuento, perteneciente a “Las mil y una noches”, un joven príncipe encuentra por accidente una alfombra increíble, capaz de llevarlo a cualquier parte del mundo.
Debido a que en Europa y Norteamérica no se usaron alfombras hasta finales del siglo 19, la variedad voladora nunca ha llegado a ocupar un espacio en el folklore de los países occidentales, por eso muchos occidentales cometen el error de asociar las alfombras voladoras con el cuento de Aladino, donde en realidad no aparece ninguna.
.
CAPA  DE  INVISIBILIDAD  

.

Las capas de invisibilidad, útiles para espiar, para esconderse; estas tan útiles prendas han ayudado a los héroes durante siglos.
La noción más antigua sobre la existencia o creencia de las capas para hacerse invisibles nos lleva a remontarnos a las historias de la mitología griega. Hades, el dios del mundo subterráneo, poseía una “garra de la oscuridad”, que volvía invisible a cualquiera que se la pusiera (Hades significa el no visto en griego antiguo). Esa misma gorra fue usada por el príncipe Perseo cuando salió a matar a Medusa y el dios Hermes la usó en su batalla contra el gigante Hipólito.
En otras leyendas griegas encontramos anillos, flechas y hasta nubes de niebla que otorgan la habilidad de moverse sin ser visto, pero fue en la edad media que se hicieron conocidas y populares las capas de invisibilidad. Aparece por primera vez en el famoso poema austriaco “Los nibelungos”, un poema épico del siglo XII, vagamente inspirado en varias fábulas de la mitología nórdica.
Ya en el siglo XVIII, las capas, abrigos y mantos de invisibilidad eran elementos imprescindibles en el folclore europeo. Del popular héroe ingle Jack el matador de gigantes se decía que llevaba un “abrigo de la oscuridad” que le permitía acercarse sigilosamente a sus enemigos sin ser visto.
Las capas de invisibilidad también aparecen en muchos cuentos de hadas de los hermanos Grimm, como en la fabula popular “los zapatos gastados de tanto bailar”.
Claro que las descripciones de estas fabulosas capas son diferentes en cada historia, la capa de Jack el matador de gigantes por ejemplo, era un abrigo viejo, muy sencillo, mientras que la capa de Harry Potter (por ejemplo) estaba hecha de un suave tejido plateado, que ondea y flota como si fuera agua. Algunas capas de invisibilidad también tenían algunos poderes adicionales, como la capa voladora de invisibilidad que aparece en una secuela de El mago de Oz.
Si bien existen capas de invisibilidad de todos los tamaños, formas y colores, hay una característica que comparten: permite hacer a su dueño lo que se le venga en ganas, sin que nadie lo vea. Esta idea de una libertad tan ilimitada animó al antiguo filósofo griego Platón a preguntar a sus discípulos que harían se de repente se volvieran invisibles.
.
 
  TALISMAN
.
Aunque generalmente a estos objetos de les atribuye un uso similar al de los amuletos (protección), los Talismanes son usados para hacer magia mas que para protegerte de ella. A diferencia de los amuletos que sirven de protección para su portador, los talismanes se valoran por su poder de causar transformaciones sobrenaturales: hacer invisible a su portador, inhumanamente fuerte, inmune a enfermedades, etc.
Un talismán puede ser cualquier objeto: una estatua, libro, anillo, un vestido, papiros, pergaminos, un trozo de metal, un cinturón, etc. Algunos objetos, como las piedras preciosas han sido considerabas elementos naturalmente con poderes, pero en la mayoría de los casos se trata de objetos comunes a los cuales se les otorga poderes mediante rituales destinados a atrapar en los objetos las fuerzas de la naturaleza o el poder de los dioses. Algunos tenían palabras mágicas inscriptas, el nombre o imagen de deidades o breves encantamientos.

Eran muy populares para curar enfermedades o para atraer el amor, mejorar la memoria y garantizar el éxito en la política, los deportes o el juego. También había talismanes para objetivos precisos, por ejemplo, se decía que la pata de liebre atada al brazo permitía a su portador aventurarse en un terreno peligroso sin sufrir daños. Un muérdago evitaba un veredicto de sentencia en un juicio.


Tanto se creía en el poder de los talismanes que en la Inglaterra del siglo XIV, en los duelos, los participantes debían jurar que no poseían ningún tipo de talismán que pueda darles ventaja.

Puesto que se pensaba que los cuerpos celestes tenían influencia sobre la vida en la tierra, muchos talismanes si diseñaban para capturar la influencia de un planeta determinado. Si se quiere ganar un combate, lo más conveniente es poseer un talismán con la influencia de Marte, puesto que este planeta gobierna sobre la fuerza corporal. El talismán estaría hecho de hierro (metal tradicionalmente asociado con Marte), en el momento en que Marte irradiase su poder con mayor intensidad. También podía grabarse en el talismán el numero correspondiente al planeta, el 5, o pintarlo con su color, el rojo.

La piedra filosofal, fuente de vida eterna y de ilimitada riqueza, era el talismán mas deseado del renacimiento.
En el siglo XIX los talismanes seguían siendo muy populares. Aunque hoy en día ya no se acostumbra gravar frases o conjuros sobre metal para atraer la suerte, el simple hecho de llevar una pata de conejo o “las medias de la suerte” para ganar un partido de fútbol, mantiene vivo el uso de talismanes, aunque no con tanta fuerza como antes.
PALABRAS  MÁGICAS

.

Las palabras son quizás las herramientas más poderosas y esenciales de un mago que se precie de serlo. Con ellas se preparan conjuros, se lanzan maldiciones, encantamientos, etc. En muchos cuentos vemos infinidad de palabras especiales para llevar a cabo diferentes tareas, desde encantar escobas para que limpen la casa por si mismas, hasta proteger castillos y ejércitos. Pero no se puede usar cualquier palabra, sino palabras específicas para cada tarea y deben ser pronunciadas a la perfección, un error al pronunciar una palabra mágica puede traer terribles consecuencias.

Munchas de estas palabras están en latín y generalmente vienen acompañadas de algún significado particular, pero no es necesrio que el significado se relacione con lo que la palabra provoca, de hecho hay palabras que no significan nada. En muchos cuentos y libros de la época medieval se pueden apreciar un sin fin de palabras y frases inentenligibles y sin sentido o significado alguno, pero que servían para diferentes cosas, como para curar heridas y dolores o para proteger a alguien. Se desconoce hasta hoy el motivo por el cual se creía que palabras tan extrañas funcionaban en la mágia.

Muchas de las palabras mágicas fueron inventadas por magos callejeros para impresionar a los espectadores, pero otras parecen tener miles de años de antigüedad: nombres de dioses y criaturas sobrenaturales, que al pronunciarlos de modo confuso y mal traducido, con el paso de los siglos, acabaron por ser irreconocibles. Incluso sin tener un significado preciso se atribuía a la palabra un gran poder, capas de llevar a cabo las intenciones del mago. De hecho, la idea de las palabras como herramientas poderosas es tan antigua como el lenguaje mismo y una de las más antiguas creencias es que decir algo es hacerlo.

Si se pronuncia una serie de palabras mágicas de forma ritual, tenesmos un encantamiento o formula mágica, para lanzar conjuros o encantos. En muchas culturas tribales tradicionales, los encantamientos eran cantados, en ocasiones acompañados de bailes e instrumentos musicales. En Roma y Grecia clásicas, los hechiceros lanzaban conjuros profiriendo gemidos o aullidos. En las tradiciones hindúes y budistas se asociaban grandes poderes a la repetición de determinadas palabras o frases (de ahí a que repitamos mil veces las cosas que queremos, “que sea como en los cuentos, que sea como en los cuentos, que sea como en los cuentos”), llamadas mantras, que eran secretas y solo podían ser transmitidas por un maestro especial o gurú.

La más famosa y conocida palabra mágica de todos los tiempos es Abracadabra, que durante siglos fue considerada increíblemente poderosa. Esta palabra aprecio por primera vez en un libro titulado “Ren Reconditae” (Asuntos secretos) de Serenus Sammonicus, medico romano del siglo III d.C. Serenus recomienda Abracadabra para curar fiebre terciana, una terrible enfermedad similar a la gripe con síntomas recurrentes. La palabra puede solamente pronunciarse pero también puede ser escrita y colgada al cuello del paciente a modo de amuleto.

Si se escribe la palabra, debe escribirse 10 veces, eliminando una letra del final cada vez, quedando un triangulo invertido. Así como se reduce el número de letras de la palabra, la enfermedad ira desapareciendo gradualmente y luego de 9 días se quita el amuleto y se lo lanza hacia atrás en un río que fluya al este.

Esta palabra sigue siendo utilizada hasta el siglo XVII. Se sabe que en Londres, muchos habitantes recurren a Abracadabra para protegerse de la peste bubónica en el año 1665.

Algunas de las palabras mágicas consideradas las más poderosas en la Edad Media eran palíndromos (palabras o frases que se leen igual del derecho y del revés). Eran muy llamativas y conocidas las palabras con las cuales podía formarse el famoso cuadrado mágico, en el que éstas eran leídas igual de arriba abajo, de abajo arriba, de derecha a izquierda y vise versa. El mas conocido desde el siglo VIII es el cuadrado formado por el palíndromo sator arepo tenet opera rotas. SATOR  AREPO  TENET  OPERA  ROTAS.

El significado de la frase se desconoce, pero aparece en cientos de libros de mágia y conjuros, en los cuales se detallaban las propiedades destacadas de este cuadrado mágico; detectaba brujas; servia como encantamiento protector contra la hechicería y la enfermedad, incluso se creía que escrito sobre una bandeja de madera y arrojado a un edificio en llamas, podía extinguir el fuego.

Existen otros palíndromos conocidos, que también forman cuadrados mágicos, como odac dara arad cado, que permitía volar a quien lo pronunciaba; milon irago lamal nolim, que escrito en un pergamino y puesto sobre la cabeza, brinda el conocimiento de todas las cosas pasadas, presentes y futuras.

Pero obtener el resultado deseado no siempre era tan sencillo como escribir la palabra. Los cuadrados debían escribirse sobre materiales específicos, bajo la influencia astrológica de determinadas estrellas y planetas y en el momento justo. Y aun así los resultados no estaban garantizados. Sin embargo cuando el cuadrado mágico o la palabra mágica no funcionaban solía responsabilizarse al practicante, por pronunciar mal la palabra, por alguna actitud inadecuada o por olvidar algún paso crucial. Pero por otro lado, el que un enfermo se cure o que un herido sane probaba la eficacia de la palabra.

A lo largo de los siglos, la creencia en el poder de las palabras mágicas no ha disminuido mucho. Todavía se enseña a los niños que las palabras por favor y gracias funcionan con eficacia. Los expertos o estudiantes de publicidad saben que con las palabras adecuadas se consiguen buenas notas y ventas. Muchas empresas tienen una frase que se hace muy conocida y los hace ganar millones, incluso el tipo de palabras que se usan pueden generar diferentes reacciones, decir lo mismo pero con distintas palabras.

Imaginaire ... Sorcière

Y bien mis queridos amigos aquí están todos los objetos que os son familiares: Vuestras brujas que viajan por el aire; vuestros hechiceros de la noche y del día. Aquí está todo lo visible y lo invisible, atrapado, definido y calculado.

En esos objetos y en los libros de hechicería dicen  que está el Diablo vestido de todos sus torpes disfraces. Pero no temáis . . . 

¡ Pues lo encontraremos si es que se ha mezclado entre nosotros y abrá que deshacer, lo hecho, en cuanto muestre su cara !

.

.
3DStar

SI TE HA GUSTADO ESTE POST ME ENCANTARIA SABERLO

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s