BESTIARIO SABATICO

.

Conviene recodar que toda la ceremonia del Aquelarre (lugar de la reunión de las brujas), lo mismo que la vida de las brujas, estuvo envuelta en un ambiente muy especial en cuya escenografía mágica entran imprescindiblemente toda una serie de animales.

Existe, pues, un bestiario demoníaco y brujeril que se repite casi  invariablemente en cualquier punto donde viene a darse el fenomeno.

En el se integran activamente muchos de los animales malditos ya en los libros sagrados de la Biblia, como un recuerdo del anatema dictado contra la secta bruejril, pero también comtemplamos la aparición de otros que, malditos por inspiración direcata del cristianismo ortodoxo, tinen un papel especialísimo dentro del contexto simbólico del esoterismo, como representantes y señales del camino secreto hacia el conocimiento trascendente.

.

Veamos de que animales se trata. . .

.

EL MACHO CABRIO

Se estimaba que el Diablo se hacía presente bajo esta forma, en el lugar donde las brujas celebran sus reuniones y sus rituales. En estas celebraciones las cohortes de brujas solían venerar a Akerberltz (un macho cabrío negro), que tras horas de cánticos y ofrendas orgásticas podrían abrir un portal infernal en el centro del campo o cosechal para ofrendar culto y consulta a Satán, con el fin de obtener riquezas y poderes sobrenaturales.

.

.

EL CUERVO

Este ave ó pájaro de mal aguero es tan frecuente en el contesto brujeril como testigo de aquelarres, acompañante de brujas y haste como condimento de sus guisos. Es en la tradición un portador de conocimientos que incluso puede detectarse en el contexto ortodoxo.

.

.

EL LOBO

Como el perro (negro en el caso de las brujas, naturalmenta), fueron tradicionnales acompañantes de los iniciados.

.

.

EL SAPO

Es la transfomación infernal de la Rana, la cual, por su parte, fue siempre emblema de fecundidad natural. por discurrir su existencia entre la tierra y el agua.

Por extensión, significó clave de transformación trascendente, como nos lo narran los cuentos iniciáticos infantiles, en los que tan a menudo surge el principe encantado convertido en rana o en sapo por una bruja perversa.

https://sirenadelia.files.wordpress.com/2013/08/6d508-bruja2.png

.

.

Como simple recuerdo, consignemos que el bestiario brujeril tiene tres aspectos, aunque los animales de cada uno se repiten a menudo.

El primero es el de las apariencias que adopta el Diablo mismo, como. . .

Macho Cabrio, como perro negro, como gato negro, como lobo, como mono, como sapo, como cuervo, como búho ( otro clásico singo de sabiduría), como dragón o como Señor de las Moscas (Belcebú).

Por su parte, las brujas se transformaban en. . .

Urraca, en cuervo, en gato negro, en cabra, en liebre o en serpiente, en cucaracha o en lagartija.

.

https://i0.wp.com/www.painting-palace.com/files/157/15695_The_Bacchante_f.jpg

.

BESTIARIO DE LAS BRUJAS EN LAS ISLAS CANARIAS

La bruja Canaria, la que subsiste sin nombre específico, en la tradición de todas las islas, posee propiedades comunes compartidas por la mente popular en todo el archipiélago Canario. Una de ellas, curiosamente repetida, es su facultad de aparecer en forma de animales, animalels que, por otra parte, suelen concordar con los cánones del bestiario del resto de la tradición brujeríl peninsular.

Se cuenta que  una bruja que se presentaba  en un guachinche (taberna), aparecía en forma de ratón bailarín, otra le salió  a alguien en un camino transformada en cerdo, también se contaba de una familia entera de brujos-as que íban en masa a robar fruta, y que, cuando eran descubiertos, salian todos volando convertidos en grajas.

En otra isla se cuenta la historia de un muchacho que descubrió que su novia era bruja, y ella, al saberse descubierta, se transformó en paloma y se dedicó a atormentar bajo su nuevo aspecto a su enamorado.

La tradición en las islas dice que, las brujas, a menudo también aparecían convertidas en asnos y hasta en objetos inanimados, este encantamiento lo hacian para que nadie conociese su verdadera identidad. Curiosamente, los campesinos cuentan muy a menudo cómo habiéndoseles cortado una oreja a estos animales en los que se transformaban, al dia siguiente en el pueblo, se descrubría quien era la bruja, porque todo el mundo podía verla con una oreja cortada.

En el caso de los objetos inanimados, una leyenda cuenta que una bruja se convirtió en orinal, pero no en un orinal corriente, sino en uno de <<cuatro asas>>. Y dicen que el campesino que la  descubrió debajo de su cama, sospechó de que se trataba y que, de un golpe, le rompió una de las asas. Naturalmente, al día siguiente apareció la bruja del lugar con un brazo roto.

.

PROCESO CONTRA MUJERES ACUSADAS DE SUPERSTICIÓN

(amplio epígrafe donde tenían cabida la brujería y la hechicería)

“El escribano de la causa observó que tenía en la espalda una señal de bruja, a lo que ordenó el gobernador: pues que es bruja, denle tormento, pues tiene señal de bruja. Se negó, muy valientemente la acusada a declarar. Pero, sometida a un brutal tormento – el potro, la toca y la polea, con pesos colgando de sus pies-, acabó confesando los hechos propios de la acusación que se le hacía: pacto con el demonio, que sele aparecía en forma de camello garañón y al que besaba el pie; volar por los aires, echando alhorra sobre los campos; chupar la sangre a los niños, abriéndole el demonio las puertas; untarse con un ungüento blanco que hacían con túetano de perro y sebo y túetano de camella y cabra, y con otro verde que el diablo les daba.” Lucía de Cabrera (Lanzarote, 1577), autora de la confesión que cita Francisco Fajardo Spínola, estudioso del tema, se retractó de la declaración que obtuvieron los inquisidores a través del tormento alegando que lo dijo con miedo y fruto de la tortura. Murió poco después como resultado de ésta.

.
La caza de brujas en las Islas Canarias no fue tan masiva como en la vieja Europa, pero sí digna de estudio por las variantes que introduce. El caso de esta mujer es paradigmático; recoge en la confesión la mayor parte de las atrocidades de las que se acusaba a las brujas, pero aderezadas con elementos culturales propios: el diablo convertido en camello, por ejemplo o el tuétano y sebo de camella y cabra, animales propios de la isla.

.

.

Anuncios

SI TE HA GUSTADO ESTE POST ME ENCANTARIA SABERLO

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s