INFIERNO, CIELO, PURGATORIO: MITO Y REALIDAD

Fire Nymph by James Strehle

.

¿EXISTE  UN  INFIERNO  ETERNO?

fairycontentspacer.

¿Cuando surgió la idea cirstiana de un infierno eterno?, es dificil de precisar. Algunos la remontan al siglo IV a. C., época en que se habría debilitado en Occidene la creencia en la reencarnación, tras la altanza entre Constantino y la Iglesia.

Según el Kybalión (documento del siglo XIX que resume las enseñanzas de la filosofía hermética), tarde o temprano todos los seres serán “reabsorbidos por el Todo”, “todos los seres van hacia el todo”.

Y San Pablo decia: “En Él nos movemos, existimos y somos”.

¿Cómo se conjuga existir dentro de Dios y ser excluidos de su presencia eternamente?. Los padres terrenos permiten a sus hijos repetircurso, pero DIos no.

Un solo pecado mortal puede conducir al hombre a las “llamas eternas”, de las que tampoco se salavarían los ateos, herejes y cuantos no se adentren a tiempo en el  redil cristiano, porque “fuera de la iglesia no hay salvación”, al menos hasta hace poco.

.

Veamos algunas consideraciones :

-Si algo queda fuera de la Divnidad, sería Dios por sí mísmo.

-Nosotros, seres finitos, no podemos producir efectos infinitos.

-Según el Evangelio, el fuego de la geenna purifica, no destruye.

-Todos debemos detener las mismas oportunidades.

-Si DIos, que todo lo sabe y todo lo ve, destruye su creación, estaría reconociendo su error. ¿Cómo se podría equivocar Dios?.

.

Una sola vida seria como un día de colegio. Ningún profesor espera gran cosa de una sola clase.

Si el hombre es libre, debe tener la oportunidad de rectificar  cuantas veces sea preciso.

.

fledermaus_04

EL  PULGATORIO , LUGAR  DE  EXPIACIÓN

fairycontentspacer.

Las escuelas ocultistas y esotéricas, al igual que muchos otros seres humanos, rechazan la idea de un infierno eterno  y conciben el cielo y el purgatorio como estados de conciencia, no como lugares propiamente dichos.

Powel ( Teósofo y militar ) describe las ocndiciones del culpable en el mundo astral (donde expiaria en parte sus delitos) como “infernales”, aunque tendrían un fin. De aquí que seanmás propias de un lugar de purificación o purgatorio que de un infierno eterno.

El asesino sería perseguido de un modo mecánico por la víctima.

El vivisector “vive rodeado de sus presas mutiladas, quejándose, tiritando, aullando”.

El borracho y el sensual sentirían sus apetitosde un modo más vehemente que en la tierra, dado que en dicho plano las sensaciones y emociones serian más intensas que en el cuerpo físico. No envano se llama al astral el mundo del deseo.

Los ejecutados a causa de sus crímenes pasarian al otro mundo poseídos por sentimientos de odio y venganza y se tonarían peligrosos aún allí. Hasta podrán instigar nuevos asesinatos.

Los suicidas sufrirían las consecuendias en sus vidas futuras, según el grado de error cometido y los móviles del mismo. Todos los seres tendrían adjudicado un periodo de vida en función de su “karma”. Rebelarse contra el mismo se pagaría caro, pues significaría rechazar su propio plan evolutivo.

Los malvados que mueren violentamente, “vagan hasta que les llega la hora enque debieron morir”. Apegados a sus pasiones, buscarían satisfacerlas a cualquier precio. A veces recurrirían a médiums o personalidades débiles, a quienes lograrían obsesar, provocándoles a cometer crimenes o actos depravados. Serían los incubo y súcubos de la Edad Media.

Aclara Kardec (pedagogo francés sistematizador del Espiritismo) que la posesión no consiste talmente en que un espiritu penetra en el cuerpo de una persona viva y obra desde él, sino en que cohabita con otro espíritu encarnado de parecidos defectos y cualidades, para obrar de consuno. Un espíritu incorpóreo no podría sustituir a otro encarnado, porque espìritu y cuerpo estàn ligados entre sí hasta la muerte del sujeto: pero si podría suceder que un espíritu subyugase a otro por debilidad o deseo del último, quien se hallaria a merced de aquél.

Prosigue Powell: “Quienes se aferran desesperadamente a la vida, tardan en desprenderse del cuerpo etérico”. En consecuencia, ni acabarían de acceder al astral ni podrían regresar al plano físico. A raíz de esa situación tan irregular, vagarian atemorizados, sin poder comunicarse con entidades de ninguno de los dos planos, hasta lograr desprenderse de su envoltura etérica, bien por si mismos, bien orientados por toras entidades astrales,que les servirían de tutores.

Los soldados caídos en la batalla mueren genralmente en la idea de hallarse cumpliendo un deber. Según ciertos ocultistas, se reencarnarían inmediatamente, dispensandoseles una nueva oportunidad de continuar su evolución sin traumas.

Los que mueren por causas altruistas, sin haber completado su ciclo vital, reposarían tranquilamente en el más allá hasta finalizarlo.

También las entidades positivas continuarían su labor benéfica incluso desde la cuarta dimensión.

Los estudisos de cualquer rama del saber humano podrían avanzar sus trabajos y ampliar sus ideas desde el astral.

Las madres protegerian desde el otro mundo a sus hijos. Los maridos a sus viudas.

Escritores y músicos dlspondrían de la oportunidad de inspirar a otros seres sus ideas o sus melodías.

A un médico le estaría permitido continuar interesándose por sus pacientes después de muerto.

Un hombre corriente, “ni bueno ni malo”, ni sufriría ni gozaría especialmente. Si sólo le interasaron los negocios, el deporte, el vestir…, podría llegar a sentirse aburrido en el más allá, a falta de intereses concretos. No sabría en qué ocupar su tiempo, dado que tales superficialidades no existirían allí.

El dolor y las lamentaciones excéntricas de los parientes de aquí abajo, harían sufrir innecesariamente a los seres que “pasan a mejor vida”. Les beneficiaría más  -comenta Powel-  el recuerdo afectuoso y las oraciones si son creyentes.

.

CUANDO  AÚN  NOS CREEMOS  VIVOS

fairycontentspacer.

Según el espiritismo, en las muertes violentas  (suicidio, suplicio, asesinato, accidentes…) el espíritu no cree haber abandonado la tierra. Se acerca a las personas que conocia aquí abajo, y le sorprende que no le oigan.

Semejante ilusión duraría hasta la completa separación del periespíritu o lazo de unión entre el cuerpo y el alma.

Tal situación se explicaría facilmente. Para el ser humano, muerte significa destrucción. Como él ve, oye, piensa y siente, no se considera muerto. Es más, se ve con un cuerpo semejante al anteriror, cuya naturaleza etérea no ha captado aún. Lo cree sólido y compacto, hasta que se apercibe de su error.

.

GIF023EL   CIELO

fairycontentspacer.

Tras la muerte astral, accederíamos a planos superiores de conciencia. La estancia allí sería dichosa, pero temporal.

También se interpreta el cielo como la consecución de un nivel evolutivo determinado, tras haber dejado a nuestra espalda las enfermedades y el dolor, e incluso tras haber escapado a la “rueda de reencarnaciones”.

Para un hinduista, el cielo sería el nirvana, entendido como fusión del alma individual con lo Absoluto. El nirvana budista implicaría la cesación del ansia de renacer.

Los cristianos lo interpretan como la eterna contemplación beatifica de Dios.

.

EL PECADO ORIGINAL

fairycontentspacer

.

Según Wiétrich, el dogma del pecado original, ignorado durante los cuatro primeros siglos por la tradición cristiana no explica el sufrimiento humano, y mucho menos el animal.

Satán, tentador pérfido, encarnación del mal, habría hecho caer a Eva y a su consorte Adán:  luego el mal ya existía. ¿De donde procedía, pues?.

El Talmud (obra que recoge principalmente las discusiones rabínicas sobre leyes judías, tradiciones, costumbres, historias y leyendas) habla de una batalla épica entre el arcángel San Miguel y Lucifer, quien deseaba ser igual a Dios. Lucifer perdió y fue degradado.

A falta de explicaciones sensatas sobre tan legendaria infracción, la iglesia la convirtió en dogma.

“La historia religiosa nos muestra cómo con los datos más simples de la eseñanza primitiva, y gracias a una detestable alquimia, la teología ha fabricado una doctrina tan complicada y tan abstrusa, que se ha tornado ininteligible…  Los dogmas han brotado del corazón y el cerebro de los fieles como Minerva de la frente de Júpiter, y eso a pesar de la frecuente oposción  de ciertos Padres y Doctores de la iglesia, deseosos de permanecer fieles a la antigua tradicion”, escribe Wiétrich.

¿Estaba destinado Cristo desde la eternidad a corregir el error inicial de nuestros primeros padres?.  ¿Hubo realmente falta?.

San Cirilo de Jerusalén escribe. “Venidos a este mundo libres de pecado, pecamos únicamente por razón de nuestro libre albedrío”.

San Gregorio de Nissa declara que “los niños no tienen ninguna necesisdad de ser purificados, porque su alma no ha contraido ninguna mancha”.

San Juan Crisóstomo  afirma :  “Pretender que, por efecto de la desobediencia de  Adan, otros aparezcan como pecadores, ¡ que lógica singular ! .  El que por sí mismo no ha pecado, no merece ciertamente ningún castigo”.

Los Padres de la iglesia latina parecen inclinarse más bien por una transmisión hereditaria del pecado original, sin embargo algunos, como San Ambrosio, no se lo atribuyen al recién nacido.

.

90

Anuncios

SI TE HA GUSTADO ESTE POST ME ENCANTARIA SABERLO

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s