EXPERIENCIAS CERCANAS A LA MUERTE

¿ SEGUIMOS EXISTIENDO EN OTRO PLANO ?

Cuando la muerte se acerca, los parientes o amigos que murieron anteriormente se reúnen con  la persona agonizante para asistir a la transición del estado físico al no físico. Con frecuencia solo el moribundo es el que puede verlos u oir a su alrededor porque, en el momento en que la muerte es inminente, los límites entre consciente e inconsciete son muy poco precisos.

(La vida en el mundo invisible)

-Anthony Borgia-

.

Muchos de aquellos que aceptan conceptos espirituales de vida despues de la muerte lo hacen virtualmente, sin analizarlo,  y creen desde un punto de vista personal, emocional. Lo úncio que hacen es reemplazar una religión formal por una informal. Sustituyen un dogma caduco, no sostenido por los hechos tal como ellos los conocen, por un sistema aparentemente sensible que posee una flexibilidad a la que ellos pueden referirse entusiásticamente.

¿ Qué es la muerte, entoces?. La muerte ocurre cuando todas las funciones corporales cesan, y se invierte el orden de las cosas que tuvo lugar en el nacimiento. Ahora, los dos componentes principales del hombre se han separado nuevamente y caminan en diferentes direcciones: el cuerpo, privado de su fuerza operativa, ya no es más que una simple concha, y está sujeto a las leyes ordinarias que afectan a la materia. Bajo la influencia de la atmósfera, se descompondrá rápidamente, y por tanto, en todas las culturas, se dispone de él, para volver a la tierra en diversas formas y aportar sus productos químicos básicos al suelo o al agua.

El otro componente  – llamémosle alma, o espíritu, o lo que sea –  o no existe en absoluto (como creen los materialistas y los agnósticos), o esccapa al conflinamiento corporal y entra en <<otro>> mundo. Si tomamos el punto de vista de algunas religiones formales, el alma sigue viviendo en el cielo o el infierno (después de pasar por un proceso intermedio de purificación llamado purgatorio) y puede esperar lo que se merece, según fueran sus acciones mientras estaba en el cuerpo. Pero si  el punto de vista es el científico ilustrado, que busca quizá pruebas solidas de la supervivencia tras la muerte corporal, el alma se evade a una dimensión más allá de la fisica, una dimensión no necesariamente sujeta a evaluaciones y juicios morales.

Hay sufcientes pruebas materiales disponibles que demuestran la existencia de una fuerza que abandona el cuerpo en el momeno de la muerte, y ha sido incluso fotografiada en raras ocasiones, en los animales y plantas, y observada (aunque no fotografiada) en seres humanos.

Habiendo postulado que exise un mundo no físico poblado por la muerte, examinaremos seguidamente los contactos entre los dos mundos. En contramos entonces que existen dos clases de comunicacion entre ellos: las iniciadas por el viviente y las iniciadas por el muerto. Así pues, al parecer, hay un tráfico de doble sentido entre ambos mundos. La obsevación de los fenómenos supuestamente espontáneos que han sucedido inesperadamente a personas reales es tan importante como los experimentos inducidos o los intentos de contacto.

En todo esto debemos tener los ojos bien abiertos para evitar la mala interpretación, el fraude o el autoengaño…

CONDUCTO AL MÁS ALLÁ

 ¿Por qué una persona muerta quiere que su familia o sus amigos sepan que la muerte no es el final, y que él o ella está realmente mucho más vivo en otra dimensión?. Hay dos razones sólidas y apremiantes: una es la continuidad de la conciencia del ego de la persona muerta. Quiere hacer saber a sus más allegados que sigue existiendo como entidad y, por lo tanto, que desea ser considerado como un factor de continuidad en sus vidas. Esto es por su propio bien. La segunda razón para esta necesidad de hacer saber al viviente que la vida existe despues de la muerte es por el bien de ellos. Ellos también van a moriri algún día.

¿ Por qué no facilitarles el beneficio de la experiencia de una persona muerta?.

¿ Por qué no hacerles el favor de revelarles el mayor y más importante secreto del mundo: que el hombre no acaba en la tumba?.

 La madre de Bernard M. había fallecido en Point Loma California, él vivia en el sur de Califonia y solo pudo asistir al funeral que se celebraría unos días mas tarde. Entonces dijeron que las cenizas de su madre serían colocadas en un nicho de un cementerio cercano. Con esa seguridad, dejó la ciudad para un viaje de negocios. Cuando volvió, un mes más tarde, a Point Loma, tuvo un extraño sueño. Su difunta madre se le apareció en lo que parecía ser una pequeña habitación bastante oscura, y su aspecto era de gran aflicción.

 – << Todo fue mal. ¡ Incluso mis cenizas se han extraviaado ! >>, se quejó.

Bernard, en su sueño, le aseguró  que eso no podía ser. Pero, como contestación, ella le <<mostró>> una mesita en la que había una cesta de alambre conteniendo una cajita de cobre.

Cuando despertó a la mañana siguiente, Bernard rechazó lo que él consideró como un sueño absurdo, produciodo, sin duda, por la pena de la muerte de su querida madre. Pero daba la casualidad que había planeado anteriormente ir a la ciudad a comprobar si el nombre de su madre hahabía sido correctamente escrito en la lápida del nicho en el cementerio.

Por el camino, se encontró con una amiga de su madre que acababa de venir del cementerio de presentar sus respetos a su madre, ¡ y las cenizas no estaban allí!.

Al oír esto, Bernard pidió a la señora L. que volviera con él al cementerio para haaer averiguaciones. Efectivamente, las cenizas de su madre no estaban allí. Preguntó al guarda, quien comprobó las anotaciones en sus libros. << Y el nombre de su madre no aparecia en el registro>>.

Con creciente pena y ansiedad, Bernard marchó a la funeraria.

Tras algunas embarazosas investigaciones, se descubrió que la caja de las cenizas nunca había salido del edificio. Bernard las llevó personalmente al nicho del cementerio, para para estar seguro de que todo estaria como debía. 

La inmensa nayoria de las personas sigue considerando la cuesión de la supervivencia espiritual como incierta. Sin embargo, cada familia, tiene al menos algún suceso de esta clase que contar, bien sea la visita de un pariente muerto, un sueño profético o un aviso de alguien de <<allá>> referente a ayudar a algún miembro viviente de la familia. A veces, las personas fallecidas desean hacer saber a algún ser vivo que están del otro lado del Velo, y no en algún lugar de la Tierra, aislado.

.

EXPERIENCIAS EXTRACORPOREAS

.

Los pasientes moribundos en sus últimos momenos insisten en que tíenen vislumbres de una existencia posmorten. Ven personas fallecidas hace mucho tiempo, escenas de belleza despegada del mundo, y tíenen experiencias extracorpóreas.

En muchos de los casos en que las personas veían apariciones, la aparición quería llevarse a la persona moribunda a otro nivel de existencia. Las aparieciones <<llamaban>>, <<hacían señales>>> y algunas veces <<exigían>>, que la persona moribunda fuera con ellas.

Estas experiencias fueron contadas por personas que fueron resucitadas después de haber sido dictaminadas clinicamaente muertas por un médico. También por personas que en el transcurso de accidentes o graves heridas o enfermedades, estuivieron muy cerca de la muerte física.

Esta personas siempre dicen que no encuentran palabras para expresar lo que han vivido al estar en ese trance cercano a la muerte. Cuentan que oyen un sonido que describen como de zumbido. Algunas veces, los ruidos son extremadamente desagradaables, o diversamente descritos como un << estrepitoso campanilleo>>, << un sonido silbante, como el viento>>, << un zumbido como de un enjambre de abejas>>, y, por otra parte, como el <<tintineo de campanillas  japonesas>>, y,  como  << una hermosa música suave>.

Con frecuencia, cuando el ruido está presente, aparece también como un túnel oscuro; la persona se siente inmersa en un túel, yendo por él a gran velicidad.  Afirman haberse encontrado, durate la experiencia extracorpórea próxima a la muerte, con individuos que murieron hace tiempo, seres espirituales que estaban allí para facilitar su transición hacia la muerte, o, en algunos casos, para decirles que su tiempo de morir no había llegado aún y que debían regresar a sus cuerpos físicos.

El elemento que ha tenido más efecto en el individuo que a pasado por esta experiencia, es el encuentro con una luz muy brillanete. Generalmente, al principio la luz es oscura, va aumentando su brillo a medida que la persona se acerca, y finalmente alcanza un brillo fantástico. No obstante, pese a su extremo brillor, la luz nunca hiere los ojos de la persona o le obliga a cerrarlos. La luz a menudo habla, y esa voz es la que muchas personas dicen que no tiene tono mascuino ni femenino.

Todas las personas que han tenido experiencias próximas a la muerte pierden su temor a morir. << Han visto a la muerte de cerca y saben que es incluso más de lo que era la vida. Es un ciclo continuo, no un final abrupto>>.

.

 

Experiencia cercana a la merte de una mujer internada en un hospital después de haber tenído  un gravisimo accidente :

.

Lori Moore fué herida gravemente por un tren , y se fracturó  la espina dorsal. Tras sufrir cirugía mayor, fue puesta en cuidados intensivos, donde una enfermera la encotró sumergida en un shock. <<Sufría un gran dolor, y lentamente fui derivando hacia lo que pensé que era el sueño. Pero luego me di cuenta de que estaba consciente de la habitación y que mi perspectiva era como si estuviera mirando desde el techo, Vi a mi enfermera entrar en la habitación. Miró el cuerpo, lo agitó varias vece, y luego salió corriendo>>. En seguida aparecieron en la habitación dos doctores y varias enfermeras con el equipo necesario y conectaron unos cables al cuerpo de Lori.

Ella les veía trabajar sobre su cuerpo  podía oìr claramente sus voces. Y oyó también otra voz. << Has estado sufriendo mucho tiempo. Puedes venir en esta dirección, o pudes regresar >>. La voz no procedía de ninguna dirección o persona específica, y por su tono no podía juzgarse si era masculina o femenina; << como una voz que nunca hubiera oído >>, dice Lori.

La voz estubo hablando durante un rato, diciéndole que si regresaba seria mucho el sufrimiento y dolor que le esperaba a acausa de las heridas. << Yo quería morir. Las sensaciones eran muy agradables; no había dolor, ni temor. Y, sin embargo, sentía una atracción, algo que ,me arrastraba hacia el cuerpo >>. En ese momento, aparecieron las imágenes de sus tres hijos ( de cuatro, cinco y siete años de edad ). Ellos no decían nada y la voz no los mencionó, pero Lori supo que se le estaba dando una oportunidad de hacer una elección. << Estaba sólo a un paso de morir, habría sido fácil dar el paso siguiente; pero las imágenes de los niños me detuvieron. No podía abandonarlos. Sentía realmente que tiraban de mi alma >>. Durante todo el tiempo, Lori había sido conscinte de las accioenes y palabras de los médicos y enfermeras, y recordaba estas cosas.

Se dejó deslizar desde el techo y penetró de nuevo en su cuerpo. Cree que éste fue un acto voluntario por su parte, que no fueron las técnica médicas las que la salvaron; no habría regresdo si no hubiera querido. Más tarde, en el hospital, le habló a su marido sobre la experiencia. << El dijo que era sólo una pesadilla, pero yo sabía que no se trataba de ninguna alucinación.  Me hice amiga de una de las enfermeras que me veía cada día. Con el tiempo, le conté la experiencia y el diálogo que había oído durante la operación para hacerme revivi >>. La enfermera confirmó los hechos de que Lori no tenía ninguna tensión sanguínea ni latido cardíaco  – de hecho, que había perdido todos los signos vitales –  y también confimó todas las cosas que Lori había oído cuando las enfermeras y médicos discutían sobre su cuerpo.

<< Estuve en el hospital duante varias semanas después de la experiencia, y durante ese tiempo tuve unos dolores fortísimos. La única cosa que me daba fuerza era la experiencia; hizo de mí una persona más espiritual >>. Con el tiempo, Lori habló también a su doctor sobre la experiencia. Afirma que el médico se sorprendió grandemente, porque ella sabía mucho sobre lo que había sucedido cuando se suponía que la mujer estaba totalmente inconsciente. << Se quedó muy silencioso, dio la vuelta a su silla, y se quedó mirando fijamente la ventana durante largo rato. Dijo: “No vuelva  a hablarme. Yo pensé que usted había muerto” >>.

.La experiencia cambió la vida de Lori, ingresó en la escuela de enfermeras y se graduó. Trabajó para el <<Center for Living with Dying (Centro para vivir con la muerte)>>, en San José ,California;  ella y otros profesionales intentan enseñar a las personas que están gravemente enfermas a luchar con la murte, especialmente a no temerla.

.

.

LA ENERGIA NO SE CREA, SIEMPRE EXISTE, Y NO SE DESTRUYE,

SOLAMENTE SE TRANSFORMA POR MEDIO DEL PENSAMIENTO Y LA VOLUNTAD DE QUIEN LA MANEJA.

– Albert Einstein –


Anuncios

SI TE HA GUSTADO ESTE POST ME ENCANTARIA SABERLO

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s