♣ HADA DEL INVIERNO ♣

… EL OTOÑO VA PASANDO Y  SUS HADAS SE VAN MARACHANDO

VAN DANDO PASO A LAS HADAS DE INVIERNO

PARA  QUE SIGAN CUIDANDO DEL   BOSQUE

HASTA QUE LLEGUEN EN PRIMAVERA LAS HADAS DE ESTA ESTACION

  QUIENES SE ENCARGARAN DE DAR VIDA Y COLOR 

A TODO  LO QUE EN INVIERNO CON EL FRIO BAJO TIERRA SE ESCONDIO .

CADA AÑO, AL LLEGAR EL INVIERNO ES UN MOMENTO MAGICO Y HERMOSO,

LAS HADAS DE ESTA ESTACION CONTROLAN EL VIENTO,

LA LLUVIA, LA NIEVE Y EL HIELO, TODO LO QUE CAE DEL CIELO.

SE ADUEÑAN DE LOS CAMPOS Y DEJAN CAER HERMOSOS COPOS HELADOS,

SOLO SE OYE EL SILBIDO DEL VIENTO, Y CUBREN EL PAISAJE CON UN MANTO BLANCO.

 

El invierno trae consigo días grises, frío y nieve. Los pájaros emigran hacia tierras más calidas y los árboles se quedan sin hojas. Los campesinos no tienen tanto trabajo como el resto del año, pero las hadas del invierno emprenden una intensa actividad. Se ocupan cuidadosamente de los árboles y las plantas perennes, como el pino o el boj, y lo revifican con su energía espiritual, y previenen o reparan los daños que pueden ocasionar la nieve y el frio en los arbustos más frágiles.


Al igual que las hadas de otras estaciones, las del invierno están perfectamente preparadas para su tarea, e incluso sus vestidos se confunden con los colores de la vegetación invernal. Desde los limpios tonos blancuzcos de las hadas del lirio de invierno y del endrino, los amarillos de los elfos del tejo y de la pequeña hada del bonetero, y el violáceo del elfo de la ortiga muerta. Y es que los colores que lucen las hadas y los elfos del invierno se corresponden con los de las plantas y las flores a los que están vinculados.

Las hadas nos cuidan en invierno por el frío. Hablamos de un frío simbólico que hiela las almas y se refleja en el clima exterior. Frío que lleva a la reclusión e incrementa la ilusoria sensación de soledad.
Las hadas invernales nos confortan un poco, sin disolver del todo la ilusión. El invierno es un proceso necesario de pasar, para que las semillas latentes bajo la tierra germinen al llegar los primeros soles.

No penséis que las hadas desaparecen en Diciembre, o que se quedan en sus casas de cristal, a cubierto de la nieve y de los vientos helados. Nada de eso.
En lo más crudo del invierno, las hadas no tienen tiempo para descansar mucho. Ellas son quienes procuran que la nieve no rompa demasiadas ramas a los árboles, cuidan de los pequeños animalitos y les buscan refugio, extienden sus alas sobre los arroyos para que no se hielen y, al amanecer, soplan suavemente sobre las violetas para quitarles la escarcha.
Oh si…! Las hadas tienen mucho trabajo en invierno…! Y los días de Navidad, cuando todos los ángeles están atareados llevando la Buena Nueva por el mundo y procurando que los niños no se hagan daño con sus patines nuevos, podemos confiar en que ellas sabrán guardar los bosques y a sus habitantes.
Ni se te ocurra, especialmente en Diciembre, cortar una simple hierba, ni mucho menos una flor o una rama de árbol sin mirar atentamente lo que haces. Podrías dañar las alas de un hada.


Entre todos ellos destacan de una manera especial el hada del árbol de navidad y el elfo del acebo como los más representativos del solsticio de invierno. La noche del 22 de diciembre, el hada del árbol de navidad, llevando una varita luminosa en la mano, encabeza el cortejo del carnaval de invierno del país de las hadas. Las demás llevan ramas de abeto y entonan villancicos excepto el hada del bonetero y el elfo del tejo, que iluminan con velas la oscuridad entre la maleza, y el elfo del acebo que, vestido como un bufón errante, con campanillas en el gorro y los zapatos, distraen a la comitiva con juegos malabares.

Las hadas patinan sobre los helados charcos, construidos por las hadas de los hielos, y beben un sabroso té a la menta para entrar en calor. Las más jóvenes se lanzan bolas de nieve del
tamaño de un guisante y juegan a espantarse con ramitas de muerdago.

CAILLECH REINA DEL INVIERNO

 Antiguamente, en Escocia, durante la víspera de Shamain, Caillech, la Reina de las hadas de invierno, relevaba a Carlin en el gobierno de la naturaleza. Poco a poco, el paisaje otoñal iba dejando paso a los vientos fríos, la escarcha y los hielos del invierno. Las altas cumbres se cubrían de nieve y todo parecía entrar en un profundo letargo hasta el despertar del Beltane, la festividad del fuego. Cada año, el llegar del invierno es un momento mágico y hermoso. El suelo se endurece con el hielo y Caillech se adueña de los campos y de las montañas silenciosas, solo perturbadas por el silbido del viento, y cubre el paisaje con un manto blanco.
En las planicies nórdicas, Caillech se conoce con el nombre de Reina de las Nieves. De ella se dice que es fría e implacable, y que conduce un trineo blanco arrastrado por dos corceles a través del solitario invierno. Caillech se sirve a menudo de su corte de hadas y elfos para realizar sus tareas invernales.

En algunos lugares, Caillech se presenta como una bruja de larga cabellera blanca y el rostro azulado por el frio, en algunos relatos del Suroeste de Munster, se cuenta que, mediante un hechizo, Caillech se convierte en una hermosa joven al llegar la primavera.

Los hombres del hielo, súbditos de Caillech, tienen los pelos de las barbas y las uñas de los dedos como afilados carámbanos de hielo, y su aliento levanta furiosas ventiscas. Su carácter frio puede ser peligroso para los humanos, pues si se enojan pueden convertirlos en témpanos de hielo o muñecos de nieve.
En Alemania, la estación invernal está gobernada por la amable Frau Hölle, que todos los años sacude su edredón con fuerza, las plumas salen de su interior y se convierten en pequeños copos de nieve a medida que van cayendo al suelo.


En Rusia, en cambio, el dueño y señor del invierno es el padre frio, que agita los vientos y las tempestades de nieve sobre las grandes estepas, con una furia inusitada. Caillech se sirve a menudo de su corte de hadas y elfos para realizar sus tareas invernales
Las Vilas, por ejemplo, salvan a los hombres, que se extravían en las altas cumbres nevadas y algo parecido sucede con los Barbegazi, que hacen sonar un potente cuerno para advertir a los hombres y a los animales del peligro de los aludes que están a punto de desprenderse.

LAS HADAS DE LAS NIEVES DE NORUEGA

Cuentan las leyendas que es posible encontrar hadas en cualquier parte del mundo y en cualquier habitat, pues, como es sabido, estos seres son el espíritu mismo de la naturaleza que las rodea. Las Fossegrim, las hadas de las nieves de Noruega, son las portadoras del frio y de las nieves, y además tienen una misión muy especial : la custodia de las cascadas y los fiordos del pais nórdico. Las Fossegrim tienen forma humana, aunque de talla un poco más reducida, y si bien pueden tener apariencia masculina o femenina, en realidad todas pertenecen al mismo género, más cerca de una mujer humana que de un hombre. Son seres esbeltos, de cabellos rubios o plateados que les permiten ocultarse entre el gélido paisaje que es su hogar.

El elemento primordial que las gobiernan es el agua. A las Fossegrim, como a tantos otros seres del país de las hadas, les encanta la música, especialmente las del harpa, de las que son verdaderas maestras. también les gusta cantar, y a menudo sus tenues voces se confunden con el susurro de los vientos, mientras que las notas mágicas que arrancan al harpa acompañan y protegen a las gotas de rocio que se posan delicadamente sobre las plantas, fortaleciendolas para resistir el cruel invierno del norte. Asimismo, las Fossegrim son escelentes danzarinas y a menudo se ven sus graciles siluetas ejecutando las danzas propias de los inviernos de Noruega.

Los ropajes de las Fossegrim no son de gasa, sino que están hechos de finisimas capas de hielo cosidas con los afilados vientos de Noruega. Sus cabellos así como su esbelto cuello, se adornan con una diadema echa con escarcha, que forma delicadas hojas plateadas.

Una de las más famosas leyendas de las hadas de las nieves es la Reina de las nieves, de Andersen, que se inspira en un hada de estas latitudes. Vive en un palacio de hielo desde el que gobierna el invierno, y se dice que, como no tiene hijos, a menudo busca niños humanos para criarlos como própios.

HISTORIA DEL SOLSTICIO DE INVIERNO

Había un grupo de pequeñas hadas acurrucadas en su casita, muy adentro de las raíces de un roble gigante. Estaban seguras y juntitas en su cuevita llena de pelusa de diente de león, plumas de ave y musgo seco. Afuera, el viento frio soplaba y la nieve caía lentamente y cubría el piso.

“Vi al Rey Sol hoy”, dijo el hada llamada Rosa, mientras se cubría con su capa de musgo. “Se veía viejo y cansado al salir del bosque. ¿Qué le pasa?

“El viejo gran roble dice que está muriendo” respondió la pequeña narciso.

¿”Muriendo? Oh, qué vamos a hacer ahora?, La pequeña hierba del prado comenzó a llorar, “Si el Rey Sol muere, nuestras amigas las plantas no crecerán. Los pájaros no vendrán y cantarán. Todo sera invierno por siempre!

Lila, Diente de León y Capullo Mayor trataron de consolarla, pero todas estaban tristes. Mientras se abrazaban, alguien toco la pequeña puerta.

“Abran, haditas,” se escucho una voz fuerte.”¿Por qué se esconden en lugar de unirse a nosotros en la celebración del solsticio?”

Rosa abrió la puerta y el pequeño gnomo Brown Knobby entro sacudiéndose los copos de nieve de su saquito y sombrero café.

“Estamos demasiado tristes como para celebrar,” dijo Diente de león secándose los ojos, “¿No has escuchado, el Rey Sol está muriendo?

“El está muerto, haditas tontas.” Dijo Brown Knobby con sus ojos redondos brillando con una sonrisa. “Ahora apresúrense o llegaremos tarde a la celebración!”

“¿Cómo puedes estar feliz y reír?!” Dijo Capullo Mayor, zapateando y regañando al gnomo. “Si el Rey Sol está muerto, tendremos invierno para siempre. No volveremos a ver el sol!”

“Pequeñas haditas bobas.” Brown Knobby tomo a Diente e León de la mano y la levanto. “Hay un secreto en el Solsticio de Invierno, ¿no quieren saber que es?

Las haditas lo vieron sorprendidas. “¿Secreto?” dijeron, “¿Qué secreto? Somos haditas nuevas, gnomo tonto, nunca hemos asistida a una celebración de solsticio.

“Vengan a ver. Vengan a ver. Pónganse sus capas y vengan conmigo.” Dijo Brown Knobby bailando y riendo alrededor del cuarto. “Rápido, rápido, no sean lentas! vamos al Robledal Sagrado, salió bailando por la puerta y desapareció.

“¿Que habrá querido decir ese gnomo?” Se preguntaba Rosa mientras se ponía su saquito de pétalos de rosa secos unidos con telaraña y forrado con plumas de ganso.

“No se, pero la Señora habita en el Robledal Sagrado.” Dijo Capullo Mayor mientras se ponía su sombrero.

“Quizá si vamos a ver a la Diosa, ella nos puede explicar lo que Brown Knobby dijo”.

Las haditas dejaron su casita y caminaron en la nieve hacia el Robledal Sagrado. El bosque estaba obscuro, solo brillaba la luz de la luna a través de las gruesas ramas del abeto y las ramas desnudas del arce y del espino blanco. Fue difícil para ellas llegar, porque eran muy, pero muy pequeñas.

A medida que se abrieron paso entre la nieve húmeda y temblaban con el frio viento, se encontraron con un zorro.

“¿A dónde van, haditas?” pregunto el zorro.

“Al Robledal Sagrado ” contestaron, tenían frio y temblaban.

“Suban a mi espalda y las llevare de un brinco.

” El zorro se arrodillo para que las haditas subieran y se echó a correr en la obscuridad.

“Escuchen!” dijo Lila conforme se acercaban a los arboles del Robleda Sagrado. “Alguien está cantando canciones alegres. Muchos alguien”.

La bella música sobresalía entre el frio aire iluminado por la luna. Nunca habían escuchado una música tan bella antes. El zorro llevo a las haditas justo a la orilla del altar de piedra en el centro del Robledal y ahí se arrodilló.

“Miren!” dijo Capullo Mayor mientras se deslizaban al suelo cubierto de nieve. Ahí están la doncella, la madre y la Anciana Corona Sabia y mucha gente pequeña.

“Todos sonríen felices,” dijo Lila mirando a todas las criaturas a su alrededor.

“Están todos los animales,” murmuro Diente de León. “¿Por qué miran a la Madre?”

Las haditas se acercaron a las tres damas sentadas en el altar de piedra. La Madre sostenía un bulto entre sus brazos, sonriéndole. La doncella tomo a las haditas gentilmente entre sus manos y las acerco a la Madre para que pudieran ver lo que ella sostenía.

“Un bebe!” gritaron las haditas. ” Un recién nacido! Miren como brilla!”

“El es el recién nacido Rey Sol,” dijo la doncella sonriendo.

” Pero Brown Knobby y el viejo roble dijeron que el Rey Sol estaba muerto,” comentaron las hadas “

¿Cómo puede este bebe ser el Rey Sol?”

“Ese es el gran secreto del solsticio de inverno.” La Anciana Sabia toco la mejilla del bebe con su mano arrugada. “Cada año el Rey Sol debe venir a morir al Robledal Sagrado durante los días mas obscuros del invierno, Yo llevo su espíritu a la Madre quien le da vida nuevamente. Esto pasa con todas las criaturas, no solo con el Rey Sol”.

“¿Quieres decir que todo vive y muere y vuelve a vivir?” Las haditas veían con admiración al bebe Rey Sol en los brazos de la Madre.

“Si pequeñas,” respondió la Anciana Sabia. “No hay un final para la Vida. Este es el gran secreto místico del Solsticio de Invierno”.

Las haditas reían porque estaban felices.

“Creo que el pequeño Rey Sol debe tener regalos”, dijo Rosa, “le enseñare donde florecen las rosas salvajes a principios del verano”.

“Y yo, le enseñare a llamar a los pájaros y a escuchar las canciones del viento” grito Diente de León.

“Cuando sea mayor y mas fuerte, ” dijo la Madre, “entonces las flores, florecerán a su toque, y lo pájaros regresaran a cantar sus canciones y el aire será su cálido aliento y el invierno se irá por un tiempo y el Rey Sol correrá y jugará con ustedes en el bosque”.

Las haditas le cantaron al Rey Sol canciones sobre la próxima primavera, sobre el dulce aroma de las flores, del zumbido de las abejitas y de todos los secretos del bosque y todas las criaturas que se encontraban el Robledal Sagrado cantaron con ellas. Luego el zorro las llevo de regreso a su casita bajo las raíces del Roble gigante donde tuvieron sueños maravillosos esperando la primavera y las cosas divertidas que harían con el Rey Sol.

SI TE HA GUSTADO ESTE POST ME ENCANTARIA SABERLO

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s