♣ HADAS ACUATICAS ♣


Sed bienvenid@s a un mundo nuevo por completo, un mundo mágico lleno

  de la salvaje belleza de unas criaturas que no se rigen por las reglas de vida humana,

y viven en un reino de fantasía, de exquisito deleite y deliciosos peligros.

Un mundo que nos viene dado por los antiguos mitos y leyendas

que dieron vida a estos maravillosos seres de la Naturaleza…

Sigamosles y veamos como son, como viven,

dejemos la realidad atrás para adentrarnos en su Mundo,

–  en el Mundo de la Fantasia  -.

Ah!! se me olvidaba…

  Me  presento , mi nombre es

  –      Sirelia     –

y  te  contaré tooodo lo que sé.

¡¡¡ Vamos acompañame !!!…

…¡¡¡ Que la mágia nos lleve !!!



  A las Hadas Acuaticas se las conocen bajo nombres genéricos muy diferentes, como Sirenas, Nereidas, Náyades, Sílfides … pero no por eso dejan de ser verdaderas Hadas. En el mar, aparte de las verdaderas sirenas, viven una multitud de hadas acuáticas, que pertenecen al mar tanto como los peces.

Las hay de muchas variedades, con distintas formas y coloridos, aunque en general pueden dividirse en tres clases :

Existe una clase de hadas que viven en la superficie de los mares, especialmente en calas y bahías. Semejan bebés rollizos, y son extremadamente sipáticas. Muestran diversos coloridos y tamaños distintos. Juegan, dejándose mecer por las olas cuando el oleaje es liviano, y saltan y hacen cabriolas sobre las olas de las grandes marejadas. Siempre van en grupos de tres o cuatro de ellas, o incluso más numerosos.

Son amigas del hombre, al que no obstante consideran excesivamente serio, y pueden darle parte de su energía vital. Acostumbran a seguir  a los nadadores, a fin de poder ayudarles en caso de necesidad.

Otra clase la forma una familia de hadas acuáticas, de mayores dimensiones que las anteriores y de carácter y aspecto también mas diferente. Son unas hadas altas, con aspecto mas humano, pero sumamente delgados hasta el punto de parecer esqueletos vivientes.

Pese a ello, resultan bastantes atractivas el ojo humano. Poseen ojos azules, muy profundos, y su cabello es parecido a las algas filamentosas. Sus brazos carecen de extramos articulados y sus piernas son bastante vagas. Se muestran indiferentes a los seres humanos y no siempre viven en la superficie de las aguas, sino a bastante profundidad.

 
La tercera clase o variedad de hadas marinas habitan las profundas simas oceánicas. Su aspecto es  algo desagradable, semejando gorilas enormes. Están cubiertas por un denso pelaje, de color azulado, aunque su material es casi inconsútil. En realidad, pertenecen a la clase mas inferior de la escala de las hadas, y prácticamente carecen de inteligencia y de emociones, aparte de las  mas primitivas.

En ocasiones afloran a la superficie del agua, curiosas de ver y conocer a los seres humanos, y a tomar parte en los juegos de sus congéneres, las otras hadas marinas. Esto, naturalmente, suelen hacerlo de noche, ya que no les gustan los trastornos causados por la esplendorosa luz solar.

Estas hadas, en el conjunto de las tres clases mencionadas, aunque algo inferiores a sus colegas terrestres, ejercen una función importante dentro del mar, puesto que cuidad de la vida acuática de igual manera que las hadas de tierra se ocupan de las plantas, directamente, e indirectamente de los seres vivos. Esa función bihenechora para todos los habitantes marinos la realizan por medio de una especie de succión ejercida por una serie de puntos luminosos que tíenen en su cuepo, succión exterior que  tíene lugar cuando se mueven, y que les extrae parte de su vitalidad ( Prana ), cediendola a otros cuerpos.

En general, las hadas acuáticas de lagos, fuentes y ríos no son tan numerosas como la de los mares, ni siquiera como las que constituyen las comunidades que habitan en la región de los Grandes Lagos de Canadá. Además, las hadas de agua dulce son bastante diferentes de las de agua salada, mas adaptadas en color y movilidad a su medio ambiental.

De las distintas clases de estas Hadas, hay que destacar dos principales:  las más pequeñas, de los torrentes y arroyuelos, que miden  de 20 a 25 cm., y las que miden hasta dos o tres palmos de altura.

Las primeras poseen rostros y tipos completamente humanos, y muestran un colorido azulado, que puede ser turquesa en los ríos e irisados en las cascadas.. Tienen una cara mas bien pequeña, de forma triangular, pero siempre proporcional a su cuerpo, las manos y los pies son decididamente femeninos. A veces, deambulan por las riberas   fluviales o lacustres.

Las hadas acuáticas de agua dulce mayores presentan un color mas azúl, y no tienen una cara tan humana como las anteriores, aunque sí algo más que sus congéneres de los mares. En su conjunto son más humanas que aquéllas, particularmente en lo tocante al cabello y los ojos, aunque éstos pueden estar más separados que en el ser humano.

Las hadas de agua dulce son esbeltas y gentiles, y no obstante no están tan llenas de vida como las hadas marinas. Sin embargo, se sienten mucho más interesadas por el hombre, y les encanta contemplarlos. Les entusiasma el baile, el canto y la música.

Estas hadas habitan en los ríos, los lagos, las cascadas, y en los embalses, pero en algunas ocasiónes viven algunas  temporadas en los pozos de las granjas circundantes, atraídas por su afición a los seres humanos, especialmente los niños.

El agua posee un ritmo propio, no es de extrañar que tambien lo tengan las hadas que las habitan, y debido a esto sienten asi mismo un enorme entusiasmo al escuchar la música de las humanos. Por eso, si oyen entonar canciones a la orilla de un río o lago, a su alrededor se vienen a excucharlo todas las hadas, tanto acuáticas como terrestres, de la comarca.

Las hadas acuaticas tiene un trabajo muy semejante al de las hadas del mar, cudian de quienes cruzan o nadan en ríos, lagos y embalses, y ocupándose también de los peces que surcan las  aguas de los ríos para ayudarles en su periplo por dichas aguas hasta llegar al lugar donde hacen el  desobe.

SI DESEAS CONOCER UN POCO MAS A ESTOS SERES FEERICOS MARINOS

Y A OTRAS DEIDADES DE LAS AGUAS…

CLIKEA EN LA SIRENA


Soy un hada …

 Nazco cuando la luna se oculta y el sol todavía no se ve en el cielo,

mi voz es un dulce susurro, igual al sonido del agua en los arroyos

y se cantar canciones de tierras antiguas que nadie mas ha visto.

Sobre las ramas de los árboles mis piés ligeros bailan,

y puedo alzar el vuelo y subir muy alto 

y descender a descansar sobre los verdes prados

y sentarme a beber el rocío que guardan para mí las azucenas.

Me acerco pocas veces a los humanos,

porque ellos son incrédulos y tíenen tanto miedo que prefieren no verme.

Solo de vez en cuando mis ojos ven otros ojos que saben que existo

y sobre ellos deramo mis dones más preciados.

Cuando el sol empieza a brillar con fuerza en el cielo,

es hora de cobijarse en  los brazos del bosque

y dejar que la tierra madure y haga germinar las flores

con las que volveré a nacer mañana.

♥  IVELL  ECLIPSE  DE  LUNA  ♥


Érase una vez un hada llamada Ivell. Vivía en un bosque de una lejana tierra, muy cerquita de un precioso lago, junto con otras muchas hadas. Pero Ivell tenía un problema… no conseguía desplegar sus alas y, por tanto, no podía volar.

Aquello provocaba que fuera víctima constante de burlas por parte de algunas hadas, aunque también despertaba en otras hadas un sentimiento de lástima. Ella veía a las demás hadas extender sus alas y echar a volar. ¡Qué hermosa visión! Y, sin embargo, ella no podía levantar el vuelo. Ivell se sentía muy triste.

Ocurrió, una noche de luna llena, que un joven humano se internó en el bosque y llegó hasta la zona del lago. Ahí, en la orilla, se sentó y se quedó contemplando la luna que esplendorosa se erguía en el firmamento. Las hadas comenzaron a revolotear juguetonas a su alrededor, pero el joven apenas les hizo caso, y continuó con la vista fija en la luna.

-¿Qué pasa? ¿Es que acaso no somos lo suficientemente bonitas para ti? – preguntó enfadada una de ellas.

-No más que ese lucero que ilumina la noche – respondió el joven señalando a la luna.

Ivell no pudo contenerse y echó a reír al escuchar la contestación del muchacho. Las demás hadas la miraron enfurecidas, y el joven la miró con ternura.

-La sonrisa de esta hada sí lo es – dijo el muchacho para sorpresa de todas. Ivell se ruborizó.

-¡Pero si ella no sabe volar!! Ni siquiera ha desplegado las alas. Sin duda alguna es el hada más fea de la región – y rieron todas burlándose de la pobre Ivell. El hada entristeció.

El joven se acercó al hada. “Vuela para mi”, le susurró al oído. Ivell sonrío. El silenció se hizo de repente, y el hada se convirtió en el centro de atención.

El hada y el joven se intercambiaron miradas y sonrisas de complicidad, y, entonces, para sorpresa de todos, desplegó Ivell las alas más bonitas que jamás el mundo pudo contemplar; y, ante la atenta mirada de todos, alzó el vuelo hasta el cielo.

Ni la belleza de la luna podía ahora compararse con la hermosura y el resplandor que irradiaba Ivell suspendida en el firmamento. Se había convertido en el astro más brillante durante aquella noche, y podía ser observada desde el uno al otro confín.

La luna casi lloraba de envidia al contemplar la infinita hermosura del hada que, al menos aquella noche, le había robado el protagonismo. Por eso, desde aquella noche, Ivell fue apodada “Eclipse de Luna”.

EL  JARDÍN  DE  LAS  HADAS

Existe en el mundo un lugar encantado,
lleno de plantas preciosas donde habitan criaturas hermosas,
pero escondidas para el ser humano, pocas son las personas que las han visto,
pero eso no quiere decir que no existan,
ellas son las que eligen  que persona pueden verlas…

Si queremos atraer a las Hadas a nuestro jardin
tenemos que poner casas de pájaros y comederos,
ademas de flores y plantas que sean atractivas a las abejas y mariposas.

Algunas de esas flores son:
Crisantemos, Tomillos, Lavandas, Rosas,Verbena, Campanillas, Zinnia.

Las hadas se sienten atraidas por los lugares
en los que merodean las mariposas.

Se pueden instalar tambien en el jardin
una pequeña fuente de agua e incluir estatuas de Hadas.

Cualquier cosa que refleje la luz o sea muy colorida y se mueva

atrae particularmente a los gnomos y duendes.

A las Hadas y Duendes del agua
les gusta el sonido de cascadas y ver las fuentes.

Hay que dejar un área del jardin salvaje y no demasiado cultivado,
esto hará que se encuentren a gusto.

Quizá fue hace mucho tiempo,en las auroras del mundo,cuando un niño humano,
sentado solo en una colina,soñó por primera vez estos reinos.
O, más  probablemente,
fue el retoño de un Hada el que soñó el universo…

– Pierre Dubois –


comentarios
  1. Anónimo dice:

    I really appreciate your site. The Internet is new to me, being that I just retired. I am reading blogs on many topics, and commenting too. You have made your blog more interesting than most that I read. Thanks for that. I am the proud owner of my own website and blog and i get ideas from blogs such as yours. Thank-you. I put my site and email in the allocated spaces. I think it is ok that I incuded them since there seems to be a place to do that. Hope so anyway. TheVeryBest2You 13 6

  2. Rigoberto Kraker dice:

    I simply want to say I am very new to weblog and really enjoyed your blog site. Almost certainly I’m going to bookmark your website . You surely have incredible writings. Regards for sharing your web site.

  3. Jamison dice:

    Heya i am for the first time here. I came across this board and I find It truly useful & it helped me out a lot. I hope to offer one thing back and help others such as you helped me.

SI TE HA GUSTADO ESTE POST ME ENCANTARIA SABERLO

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s