PERSONAS ILUSTRES DE GRAN CANARIA

DORAMAS

No era muy alto de cuerpo, mas era grueso, ancho de espaldas, gran cabeza, el rostro redondo, las narices pequeñas y muy anchas las ventanas, la edad mediana, bien repartido de miembros. Doramas significaba en el idioma canario “ancha nariz”.

  Doramas, aborigen de la isla de Canaria (hoy Gran Canaria), ha sido considerado siempre como un personaje singular en el que se han visto reflejadas las virtudes de valor y de amor a la independencia que caracterizaron a los antiguos habitantes de estas islas. Su nombre ha dado origen a uno de los pocos apellidos auténticamente canarios que hoy se conservan, ORAMAS.

    Su historia, mezclada con bastante de leyenda, en resumen es como sigue. Según las crónicas, procedía de la demarcación de Telde en Gran Canaria. Por el relato que hacen los cronistas  se da a entender que su clase social era la de “trasquilado”, o sea, no noble, y como tal tenía que llevar el pelo corto, al contrario que los nobles, que lo llevaban largo.

     Su nombre, Doramas, más bien parece un mote o sobrenombre, pues en diversos textos le dan a esa palabra el significado de “anchas narices”. El profesor Alvarez Delgado lo hace derivar de la forma bereber d-uhraw-qmas, que significa “él es ancho de narices”.

     En definitiva, Doramas era un aborigen canario de origen plebeyo, que posteriormente fue declarado noble, que residía en el distrito de Telde. Era fornido y ancho de espaldas y no muy alto, con la característica peculiar de tener muy anchas las ventanas de la nariz; y otra circunstancia, era muy valiente y aguerrido. Usaba como escudo para defenderse una rodela de drago, blanca, negra y colorada, en cuarteado, y portaba una enorme espada de madera.

     Conviene aclarar que en época inmediatamente anterior a la conquista, en la isla de Gran Canaria había dos distritos o reinos principales, el de Telde y el de Gáldar. Al frente de cada uno había un guanarteme, o rey. Por fallecimiento del de Telde, toda la isla quedó bajo la soberanía del guanarteme de Gáldar, y así la encontraron los conquistadores en el último tercio del siglo XV (mapa de la isla).

     Ante la llegada de los españoles para conquistar la isla (1478), Doramas protagonizó numerosos incidentes y enfrentamientos contra las tropas invasoras, lo que le dio gran fama. Por ello, el guanarteme de Gáldar le ofrece el cargo de capitán en la guerra, lo declara noble y le da tierras y vivienda en ese distrito, al norte de la isla,  en el Bosqued e Doramas , que es lo que hoy se conoce como Tilos de Moya – Montaña Doramas. No fue, por tanto, rey de  Gran Canaria, como se ha afirmado en épocas pasadas, sino caudillo de las huestes aborígenes de dicha isla en su lucha contra los invasores.

     Doramas con su cuadrilla de isleños sorprendía los destacamentos del enemigo causándoles numerosas bajas, por lo que el capitán de los españoles pone en marcha una campaña decisiva contra él, atacándolo en los mismos lugares donde residía. El 20 de agosto de 1481 se entabló una dura batalla en el distrito de Arucas en la que, tras una brava pelea, Doramas cayó herido de una lanzada, falleciendo a continuación. Cuentan que el gobernador mandó que se le cortara la cabeza y fuera clavada en una pica para escarmiento de la población aborigen. Según Abreu Galindo, algunos cristianos y canarios enterraron su cuerpo en la montaña de Arucas, hicieron un cercado de piedras en ese lugar y pusieron una cruz que todavía se conservaba en el siglo XVII. Su célebre espada estuvo expuesta mucho tiempo en Las Palmas, causando la admiración de cuantos pretendían manejarla.

     Poco después de la muerte de Doramas, un puñado de canarios, que se habían hecho fuertes en los riscos más inaccesibles de la isla, fueron finalmente reducidos por las huestes españolas, señalándose como fin de la conquista de la isla el año 1483. Pero el recuerdo de aquel valeroso aborigen ha permanecido en el corazón de los canarios como un símbolo del pasado de un pueblo que tiene en el valor y la libertad uno de sus bienes más preciados.

     Sin embargo, su huella más duradera ha sido la conversión de su propio nombre en apellido de sus descendientes. En las primeras generaciones con la misma denominación, Doramas. Luego como de Oramas, al transformarse con el uso la “d” inicial en la preposición “de”, para finalmente perder ésta y quedar únicamente como  Oramas

.

.

NESTOR DE LA TORRE COMMINGES

.

Nace el 26 de julio de 1875 en Las Palmas de Gran Canaria. Músico abnegado y filántropo fué barítono excepcional de brillante carrera internacional, con una bellísima voz, gran musicalidad y técnica depuradísima.

Desde muy temprana edad realiza estudios musicales (canto y violonchelo) con el maestro Bernardino Valle Chiniestra y con tan sólo nueve años participa en el Teatro de Las Palmas como intérprete solista de una obra de su maestro. Completa los estudios en Madrid con la cantante Carolina Cefeda y posteriormente en Italia. En 1894, su maestra lo hace debutar como cantante profesional en la ópera La favorita, de Donizetti, en el Teatro Príncipe Alfonso. Ese mismo año es contratado para actuar en Milán. A partir de entonces se dedica a la ópera con gran éxito. Realiza una gira por América del Sur, y ya en Europa actúa en los teatros imperiales de Rusia durante los dos últimos años del siglo. Establecido en Roma en 1900, decide italianizar su nombre y se hará llamar Nestore della Torre, por el que será conocido durante toda su carrera.

En 1901 participa en la inauguración del Teatro Arriaga de Bilbao. Al año siguiente actúa en el teatro Scala de Milán con la ópera Oceana, de Smareglia, y más tarde en el Liceo de Barcelona donde interpreta Lohengrin de Wagner (1903).

Posiblemente por cuestiones familiares en 1908 decide abandonar en plena madurez profesional su brillante carrera internacional y establecerse con su familia en Santa Cruz de Tenerife. Se consagra entonces a la pedagogía del canto y a colaborar activamente en la vida musical de la isla.

Al serle ofrecido un importante cargo en la administración de Tenerife (ofrecimento que no se vería materializado) regresa en 1918 a Gran Canaria, donde continúa con sus labores de docente, teniendo como alumna, entre otros, a Isabel Macario.

Tras una gira por América del Sur en 1920 se traslada con la familia a Cuba. En La Habana es contratado como profesor de varios conservatorios y de la Academia Municipal de Música. Permanece en la isla caribeña durante una década. Allí realizaría, en 1929 (en el Auditorio de la Sociedad Pro-Arte Musical) y con la colaboración de la Filarmónica de La Habana, su último concierto: El hijo pródigo, del francés Debussy. Al año siguiente regresa a Tenerife. En 1933 se traslada a Madrid, donde fallece el 23 de agosto.

Discípulos suyos serán su propia hija, Lola de la Torre, Isabel Macario y Juan Pulido, entre otros. Pulido decidió seguirle a Cuba para poder continuar sus estudios con el maestro y desde allí dio el salto a la escena internacional manteniendo una larga carrera de éxitos.

Al año siguiente del fallecimiento de de la Torre Comminges, como homenaje al artista y con la intención de continuar su labor en la organización de la vida musical de Las Palmas, se funda en el mes de abril la Sociedad de Amigos del Arte Néstor de la Torre, que habría de realizar una intensa labor hasta después de la Guerra Civil, en que se funde con la Sociedad Filarmónica.

Una céntrica calle lleva su nombre en Las Palmas de Gran Canaria.

.

.

FERNANDO DE LEÓN Y CASTILLO

Marqués del Municipio de  Telde, Gran Canaria

.

Naace  el  30 de noviembre de 1842 – fallece en Biarritz (Francia),  12 de marzo de 1918). Abogado, político y  diplomático canario, que participó en la política de España, impulsando decididamente la intervención española en el Norte deÁfrica y fue ministro de Ultramar durante el reinado de  Alfonso II y ministro de  Gobernación durante la regencia de  Maria Cristina de Habsburgo-Lorena.

Estudió Derecho en Madrid y colaboró en publicaciones liberales en los últimos años del reinado de Isabel II Tras la Rwvoluciön de 1868fue nombrado gobernador civil de Granada y Valencia.

Elegido diputado a Cortes por Gran Canaria,, en 1871, y más tarde  senador, en  1874 accedió a la Subsecretaría de Ultramar.

Tras la  Restauración y con Sagasta fue ministro de Ultramar entre el 8 de febrero de 1881 y el 9 de enero de  1883. Promovió diversas obras de construcción en Gran Canaria, como el Puerto de la Luz en  Las Palmas de Gran Canaria, capital de su isla natal, al que intuyó como uno de los de mayor porvenir del  Atlántico. Gracias a su labor se contruyeron además el faro de Maspalomas y el lazareto de Gando, éstos últimos obras emblemáticas en Gran Canaria. También se crearon los correos interinsulares, conocidos como correíllos, pequeños barcos de vapor que venían a comunicar las  Islas Canarias entre sí. Posteriormente, el 10 de octubre de 1886, León y Castillo se haría cargo del Ministerio de Gobernación pero sólo durante un año, puesto que el 12 de noviembre de  1887 sería nombrado embajador en Francia, puesto que ocuparía con intermiencia hasta el fin de su vida.

Hábil negociador, sus gestiones desembocaron en el  Tratado de París ( 1890), que reconocía los dominios de España en el África Occidental. Por estos logros y como reconocimiento a su brillante trayectoria política, doña  Maria Cristina de Habsburgo-Lorena , Reina Regente de España, concedió a León y Castillo en 1900 el título de Marqués del Muni.

Aun así, León y Castillo prosiguió con su labor política redactando, en torno al año 1902 el borrador de lo que vendría a ser un nuevo tratado franco-español que ampliaba los dominios españoles en Marruecos, incluyendo el área de  Fez. Sin embargo, las dilaciones liberales y el escepticismo de  Maura retrasaron la firma de este acuerdo hasta  1912, con resultados mucho más modestos.

Participó en la Conferencia de Algeciras ( 1906) y defendió la política neutral española durante la  Primera Guerra Mundial.

En marzo de 1918, Fernando León y Castillo, siendo embajador, moriría en la localidad francesa de Biarritz. Diez años más tarde, en 1928, sus restos serían trasladados a la isla de Gran Canaria que le viera nacer. A su llegada, fue recibido por una multitud agradecida que le aguardaba en el mismo muelle que él mismo promovió. Desde entonces descansa en el mausoleo que se le erigió en el interior de la Catedral de Las Palmas de Gran Canaria

.

.

 

NESTOR MARTÍN FERNÁNDEZ DE LA TORRE

Nace en (Las Palmas de Gran Canaria, Islas Canarias; 7 de febrero de 1887 – 6 de febrero de 1938), pintor canario que participó ampliamente de las corrientes simbolista y modernistas europeas, dejando una obra considerada, de forma unánime por los expertos,1 imprescindible para conocer en detalle esos movimientos artísticos.

Néstor comenzó a desarrollar su vocación artística en Gran Canaria cuando aún era niño, haciendo sus primeros dibujos con tan sólo siete años de edad, cuando estudiaba en el Colegio de San Agustín, donde recibió lecciones de dibujo de Nicolás Massieu. Antes de acabar el  siglo XIX, en  1899, recibe las primeras orientaciones artísticas de su primer profesor, el marinista y paisajista español Eliseo Mifrén, con el que consigue pintar su primera obra. Con quince años, Néstor se trasladaría a Madrid, donde Rafael Hidalgo de Cavides le acoge como discípulo, para continuar sus estudios y, a partir de 1904, saldría a Euroopa, ( Paría, Brucelas, Gante,  Brujas y Londres) para perfeccionar su técnica. Fueron los años durante los cuales residió en París los que terminaron de cincelar al artista, dándole su gran alcance decorativo, renombre que adquirió con su intervención ornamental en edificios públicos y en el diseño de decorados teatrales y vestimenta.

En Barcelona organiza su primera exposición en  1908 en el Círculo Ecuestre, con una colección de retratos con influencias de los grandes retratistas ingleses, pero dotados del toque personal de Néstor, con una riqueza en detalles y una elegancia que embelesa por su cromatismo y por su idealización de los modelos. Al año siguiente,  1909, presenta en el  salón Parés de la ciudad condal, cuatro plafones decorativos destinados al salón de Fiestas del Tibidabo, inspirados en los poemas de  Verdaguer, L’Atlàntida y Canigó. De ellos, destacan Huerto de las Hespérides y Gentil llevado por las aguas. Unos años más tarde expone en el  Fayans Catalá el retrato de Enrique Granados y el de Berenice, así como diversos dibujos realizados a la pluma en  1911. De vuelta a Londres, realiza grabados al aguafuerte, El Garrotín y la Macarena, por los que recibió el primer premio de la Escuela Municipal Londinense, donde entonces prepara varias exposiciones, también lo hace en París y en Madrid. En estos aguafuertes, Néstor recurría con frecuencia a la representación de cuerpos retorcidos cubiertos de mantones y calados.

En su primera incursión en las  artes escénicas, Néstor diseñaría los decorados y figurines para la obra El amor brujo de  Manuel de Falla, que se estrenó en Madrid en 1915. Unos años antes, en  1912, el artista sería nombrado miembro de la Union Internationale des Beaux Arts et des Lettres de París, trasladando en  1928 su estudio desde Madrid a la capital francesa. Desde aquí concurriría a diversas exposiciones en Europa y en varias capitales de América, la primera en  Buenos Aires en  1918. En 1924 presentó la primera parte de su obra vital, el Poema del Atlántico en el Palacio de la Biblioteca y en el Museo Municipal de Madrid. Ese mismo año expuso su obra en  Venecia.

Gran colorista y decorador, Néstor, en esencia, es pintor de composiciones y retratos con fondos de gran fantasía, en los que intervienen telas y arquitecturas de un gran acabado. El artista viajó también por  África, por las colonias españolas y regresó a  Canarias en los años treinte. En las islas pasó sus últimos años, asentó definitivamente su estudio en Gran Canaria, desde donde comenzó su etapa de tipismo en 1934, y realizó la decoración del Casino de Tenerife y el  Teatro Pérez Galdós de Las Palmas de Gran Canaria, su ciudad natal, donde se acabó instalando el museo de su obra años más tarde.

Néstor falleció prematuramente cuando estaba a punto de cumplir los 51 años. Con su muerte, dejó sin terminar el Poema de la Tierra y en bocetos Poema del Aire y Poema del Fuego, los cuales pensaba realizar como complemento de su gran obra. Su sepelio fue todo un acontecimiento social en la época, congregando a una gran multitud de personas.

El  18 de julio de 1956 se inaugura dentro del Pueblo Canario, conjunto arquitectónico que concibió en los últimos años de su vida, el Museo Néstor, pinacotéca que acoge gran parte de su obra.

Producción artística

Néstor es uno de los  pintore canarios más conocido fuera de las islas por su renombre y la valía de su obra. Ésta se encuadra dentro del movimiento  modernista, del que se le considera como principal representante en la pintura canaria, y destaca en sus creaciones la utilización que de la luz hace el artista, principalmente en la serie pictórica Poema de los Elementos. Néstor fue, sobre todo, pintor de concepción decorativa. En este sentido colaboró con su hermano, el  arquitecto Miguel Martín- Fernandez de la Torre, en alguno de sus proyectos constructivos, como el  Teatro Pérez Galdós o el  Pueblo Canario en Las Palmas de Gran Canaria, o el Parador de la Cruz de Tejeda. En estas dos últimas realizaciones, Néstor abandonó por completo el gusto modernista, por algo así como la “reconstrucción de lo canario” o lo que se daría en llamar, el estilo neocanario.

Néstor concibió dos grandes series pictóricas que reflejan su adscripción a la estética del simbolismo modernista: el Poema del Mar y el Poema de la Tierra. Estas series sólo son una parte del ambicioso Poema de los Elementos, un homenaje a la naturaleza canaria que había proyectado realizar y que su temprana muerte truncó. Antes de él, ningún artista canario se había atrevido a realizar tan vastas decoraciones murales. Sirva de ejemplo las que ejecutó para el Teatro Pérez Galdós de Las Palmas o para el  Casino de Santa Cruz de Tenerife.

.

.

MATIAS VEGA GUERRA

Abogado y político. Presidente del Cabildo de Gran Canaria, Gobernador Civil de Barcelona y Embajador de España en Venezuela. Su figura va unida inseparablemente al proceso de postguerra en nuestro Archipiélago.

Nace el 25 de julio de 1905 en Las Palmas de Gran Canaria. Sus estudios de Bachillerato los inicia en 1914 en el  Colegio San Agustín para continuarlos en el recién constituido Instituto de Segunda Enseñanza, aunque finalmente terminaría sus estudios en el colegio de San Ignacio de Loyola. Ya con el título de Bachiller se traslada a La Laguna (Tenerife) para cursar la carrera de Derecho que terminará, en 1928, en Granada.

Inicia en este año sus primeras andanzas políticas de la mano de  José Mesa y López, que obtendrán resultado en 1931, cuando es designado candidato al puesto de Concejal de Las Palmas por el distrito de Teatro, pero la proclamación de la Segunda República le impedirá tomar posesión de su cargo.

En 1933 es nombrado Presidente de las juventudes del Partido Popular Agrario Autónomo, recién creado por  Mesa y López, y Secretario de la Editorial Canaria que edita el periódico Hoy, portavoz de los intereses del partido. El año 1936 es candidato a Diputado a Cortes por dicho partido, aunque no consigue escaño.

Durante su mandato como Presidente del Cabildo Insular se desarrollarán obras de suma importancia para Gran Canaria. Se pone en funcionamiento la granja Agrícola Experimental, en 1948, instalada en la Vega de San José; se consolida el Museo de Néstor (en Las Palmas de GranCanaria), con la adquisición de una importante parte de los fondos del artista; se abre al público el Archivo Histórico Provincial (que se ubicaría en una casa de Vegueta adquirida en 1950); se inaugura la Casa de Colón, biblioteca, museo y archivo, cuya creación contó con la dirección artística de Néstor Álamo, secretario cultural del presidente, y con los trabajos de remodelación de Santiago Santana

También se realizarían mejoras en el aeropuerto de Gando y se inician las obras del Plan Hidrológico de Gran Canaria, siguiendo el proyecto redactado en 1946 por el técnico de Vías y Obras del Cabildo, Simón Benitez Padilla, y que había resultado aprobado en 1947.

En 1949 se le nombra Presidente del Gabineta Literario de Las pPalmas de Gran Canaria y, en 1952, Decano del Colegio de Abogados.

A mediados de los años 50 crea la Editorial Prensa Canaria de la mano de Eufemiano Fuentes. Cuando Fuentes se retira, Matías Vega Guerra queda convertido en socio mayoritario de los dos únicos periódicos no oficiales de Las Palmas en aquel momento: La Provincia y Diario de Las Palmas.

La relevancia de su personalidad emprendedora y el prestigio político alcanzado en sus años de Presidente del Cabildo, merecen que sea nombrado Gobernador Civil de Barcelona, cargo que ocupa desde 1960 a 1962. En 1962, y durante ocho años, pasa a ser Embajador de España en Venezuela.

Fallece el 10 de julio de 1989 en Las Palmas de Gran Canaria.

.

.

TOMÁS MORALES CASTELLANO

Nace en ( Moya, Gran Canaria 10 de octubre de 1884- Las Palmas de Gran Canaria,  15 de agosto  de1921) fue un poeta español, máximo representante del modernismo lírico insular e iniciador de la poesía canaria moderna, es considerado uno de los principales poetas del  modernismo español. Autor del libro Las Rosas de Hércules, destaca entre su obra de poemas la Oda al Atlántico.

En  1893 inicia en el Colegio de San Agustín los estudios primarios que finalizará en  1898. En los dos años siguientes escribe sus primeros versos. Compartió generación con otros poetas  grancanarios como Alonso Quesada y  Saulo Torón. Coincidió en el colegio de San Agustín con  Alonso Quesada y el pintor Néstor Martín Fernández de la Torre. Se traslada a Cádiz en 1900 para cursar los estudios de Medicina. En el periódico El Telégrafo (Las Palmas) se publicarán sus primeras poesías (1902-1903). Se marcha a Madrid en  1904 para ampliar estudios en la Facultad de San Carlos. En la capital entabla amistad con el escritor canario Luis Doreste Silva. Este último y el también escritor canario  Ängel Guerra lo introducen en la vida madrileña, donde frecuenta los lugares de reunión de los escritores de la época: acude a las tertulias de Francisco Villaespesa, la del  café Universal, y la de  Carmen de Burgos, “Colombine”, directora de la Revista Crítica. Su amistad con “Colombine” le permite darse a conocer entre la intelectualidad madrileña. Posiblemente en esa tertulia llegaría a conocer a Rubén Darío. Entre 1906 y 1908, aproximadamente, el poeta ya mantiene amistad con  Fernando Fortún, Enrique Díez Canedo, Francisco Villaespesa, Ramón Gómez de la Serna, etc. En  1907 publica poemas y críticas en la Revista Latina fundada por Villaespesa este mismo año. Tras publicar su primer libro y acabar su carrera, de la que obtendría el título de Doctor al año siguiente, regresa en 1909 definitivamente a  Gran Canaria. Es nombrado médico titular en  Agaete en  1911 y permanece allí hasta  1919 cuando se traslada como médico a Las Palmas. Recibe en 1920 varios homenajes por la publicación del libro II de Las Rosas de Hércules. Planea por esta época la edición de la primera parte de su obra. En  1921 es elegido Vicepresidente del  Cabildo Insular de Gran Canaria . Su carrera política, no obstante, duraría poco, pues fallece en Las Palmas el 15 de agosto. No pudo ver realizado su sueño de publicar completas Las Rosas de Hércules.

Su prematura muerte tuvo lugar tras recibir el laurel del Ateneo de Madrid.

En la actualidad da nombre a un instituto de secundaria y a una calle de la ciudad de Ls Palmas de Gan Canaria, además de a uno de los botes de vela latina históricos que regatean en la bahía capitalina.

Letras Canarias 2011. El Gobierno de Canarias dedica al poeta la edición del Día de las Letras Canarias 2011.

Obra

 Tomás Morales  sólo publicó dos obras en vida, Poemas de la gloria, del amor y del mar, editado en Madrid en  1908 por la imprenta Gutenberg-Castro y Cía; y Las Rosas de Hércules, libro II, en 1919 en la Librería Pueyo de Madrid. El libro I, que constituía una edición aumentada y revisada de los Poemas de la gloria, del amor y del mar, con prólogo de Enrique Diéz-Canedo, se publicaría póstumamente en  1922.

Aunque también hizo pequeñas incursiones en la prosa crítica, la traducción y el  teatro (La cena de Bethania, 1910), Las Rosas de Hércules es su obra cumbre, en la que se revela una perfecta asimilación de la estética del movimiento  modernista. Se trata del gran proyecto literario (e inconcluso) del poeta, en el que pretendía registrar su visión del mundo de acuerdo con una estructura en la que los Elementos (mar, tierra, aire y fuego) ocupan un lugar primordial.

La mitología clásica, la reflexión sobre el arte y la  poesía, el canto al mar, tanto en su versión portuaria como mitológica y la visión urbana y cosmopolita son algunos de los temas que trató mediante un verso de gran perfección formal y con un lenguaje de ascendencia  simbolista. Algunos de sus poemas o conjuntos de poemas más célebres son: “Poemas del mar”, “ Oda al Atlántico”, “ Balada del niño arquero”, “Tarde en la selva”, “A  Rubén Darío en su última peregrinación”, “Poemas de la ciudad comercial”, “A  Néstor”, etc.

.

.

ALFREDO KRAUS TRUJILLO

CANTANTE TENOR

Alfredo Kraus nace en Gran Canaria el 24 de noviembre de 1927. Comienza los estudios musicales en su ciudad, Las Palmas de Gran Canaria, con la señora María Suárez viuda de León, y completa su formación en Valencia, Barcelona y Milán. Debuta en el Teatro Real de El Cairo con las óperas Rigoletto y Tosca y, a partir de entonces, comienza una carrera que lo convierte en el mejor tenor lírico ligero del mundo, en su repertorio italiano, francés y español, siendo considerado el único gran belcantista de su generación.

De su repertorio se pueden destacar, como títulos más representativos de su carrera: La traviata, I puritani, La favorita, Lucía di Lammermour, Rigoletto, Don Pasquale, La sonnambula, Lucrezia Borgia, L’ elisir d’ amore, Pecheurs de perles, Manon, Les contes d´Hoffmann, Romeo et Juliette, Le fille du regiment, Werther, Faust, Marina, Doña Francisquita, etc. Asimismo protagoniza dos largometrajes: Gayarre y El vagabundo y la estrella.

Los méritos de Alfredo Kraus serían reconocidos por innumerables instituciones artísticas, líricas y universitarias, que le concederían Cátedras, Doctorados “Honoris Causa”, títulos honoríficos, condecoraciones y premios de diferentes Estados, ciudades y teatros a lo largo de todo el mundo.

Cuando sus compromisos artísticos se lo permiten imparte clases magistrales y sería Director de la Cátedra de Canto de la Escuela Superior de Música Reina Sofía, en Madrid, que hoy en día lleva su nombre. Con su presencia nace, en 1990, el Concurso Internacional de Canto Alfredo Kraus, que con carácter bianual se celebra en diferentes ciudades del mundo y cuya final se realiza en Las Palmas de Gran Canaria.

La vinculación a su ciudad natal y con Gran Canaria en general, es una constante a lo largo de su vida y a ella acudiría a cantar, cuando sus compromisos se lo permitían, o a reencontrarse con sus familiares y amigos. Gracias a su labor nacería, en 1967, el Festival de Ópera, que en su XXXlll edición lleva unido su nombre al del tenor, pasando a denominarse Festival de Ópera Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria.

Como honor inédito en la historia de un artista en activo, al auditorio de Las Palmas de Gran Canaria, inaugurado en 1997, se le otorgó el nombre de Auditorio Alfredo Kraus. Allí ofrecería su última actuación, con la que culmina su brillante carrera. Falleció en Boadilla del Monte (Madrid), el 10 de septiembre de 1999.

.

.

 

MARY SANCHEZ

María Dolores Sánchez Ramírez, nace en  ( las Palmas de Gran Canaria,  4 de agosto de 1934), es una cantante  de  folclore de la isla de Gran Canaria.

Mary Sánchez nació en el barrio portuario de El Refugio (cerca de La Isleta),en Las Palmas de Gran Canaria, donde ya desde los diez años cantaba en fiestas populares, reuniones vecinales y en emisoras de radio; y a los once años lo hacía en el desaparecido Teatro Hermanos Millares de la cercana Playa de Las canteras.

A principios de los aaños 50, el compositor  Néstor Államo la descubre y comienza a crear para ella muchas de las que hoy son sus más celebradas canciones, unas composiciones que Álamo escribía pensando que fuera la voz de la popularmente conocida como la Irma Villa  canaria quien interpretase sus canciones. Álamo se convirtió en el protector y mentor artístico de la cantante, a la que con dieciséis años presenta en sociedad en un recital organizado en  1953 en el Teatro Pérez Galdós. El recital obtuvo un éxito sin precedentes en la época y tuvo que llegar a repetirse, a petición del público, hasta cuatro sesiones consecutivas, popularizándose así la fama de la cantante, a la que se le impuso el apodo de la voz de la isla.

Pero Mary Sánchez no era sólo una intérprete de canciones folclóricas canarias, aunque éstas constituyan una parte importante de su repertorio gracias al impulso de Néstor Álamo. La cantante debutó interpretando rancheras y luego hizo     boleros, joropos, valses peruanos, pasajes, huapangos y otros ritmos centro y suramericanos; además de las canciones ligeras que estaban de moda en la época y con las que años más tarde alcanzaría un notable éxito en el Primer  Festuval de la Canción Española.

Proyección internacional

En el año  1953 ganó en Mdrid el primer premio en el Festival de Cantos Regionales de la Feria del Campo con la canción de Néstor Álamo Adiós, canaria querida. Esta composición, que años antes había sido interpretada por Maria Mérida, le sirvió para abrir su proyección nacional y conseguir la firma de su primer contrato discográfico con Columbia para España,  sello discográfico con el cual estuvo unida durante varias décadas. Mary Sánchez y su grupo Los Banadamas, liderado por el timplista Maso Moreno, con quien se  casó en  1956 emprenden un periplo artístico internacional popularizando su repertorio y el de  Nésor Álamo fuera de las islas, que les llevó a realizar en es mismo año su primer viaje a  América. Lo que inicialmente era un contrato por quince días para actuar en Venezuela se convirtió, gracias al éxito que obtuvo, en toda una gira por salas de fiesta, teatros, redios y televisiones de continente americano que se extendió por espacio de tres años, durante los que consolidó su fama internacional. Es en Venezuela dónde Mary Sánchez y Los Bandama reciben su primer galardón internacional, el Bolívar de Oro que le fue concedido por el gobierno de la república venezolana. Tras Venezuela, la cantante y su grupo debutarían en Colombia, Cuba y Puerto Rico. 

Ya en España, en 1959 obtiene con su canción Amor calladito el segundo premio de la primera edición del Festival de la Canción Española (hoy Festival Internacional de la Canción de Benidorm), con el que Mary Sánchez se abre puertas en la península y ante las cámaras de  Televisión Española. Entre los años  1960 y 1967, afincada en Madrid y gracias a la popularidad alcanzada con sus apariciones televisivas, actuó durante largas temporadas en la popular sala Pasapoga, haciendo además cortos periplos por las principales ciudades del país. En ese mismo período de tiempo, desde Madrid el grupo iniciaría una serie de giras en el extranjero actuando en París, Milán, Beirut y Egipto. Años más tarde regresarían a las islas para preparar su segunda gira larga por América con la que llegarían a debutar en  Miami y en toda  América del Sur salvo  Parguay y Bolivia. En  1964 volverían a España para actuar en algunos países europeos ( Suiza, Holanada Bélgica y Alemania), prosiguiendo en 1905su gira americana por el Caríbe,  Estados Unidos y Canadá.

Con cada actuación, Mary Sánchez sigue sumando más galardones y reconocimientos a su trayectoria artística. Uno de los más importantes llegaría en el año 1968 cuando consigue con la discográfica Columbia su  disco de oro por el  Pasodoble Isla Canarias. El acto de la entrega tuvo lugar ese mismo año en el Teatro Pérez Galdós de su ciudad natal, donde además recibe un caluroso homenaje.

En  1970, a la edad de 36 años, y tras la muerte de la madre de su marido, Mary Sánchez regresa a  Las palmas de Gran Canaria donde se establece definitivamente e inicia una vida más tranquila, alejada de giras y actuaciones multitudinarias, para poder criar a sus tres hijas. A partir de este momento, los viajes al extranjero serían cortos y puntuales y, entre estos, realizaba algunas actuaciones en las pocas salas de fiesta que quedaban en la ciudad, llegando incluso a abrir en  1971 un local propio conocido como La casa de Mary Sánchez, cerca de Las Canteras local que tuvo que cerrar al cabo de pocos años; más tarde, en 1978, volvería a abrir otra sala, denominada La gruta canaria, que mantenía la misma filosofía del local original.

En  1976 viajó a Portugal donde realizó varias actuaciones. Un año más tarde, con motivo de la celebración en Las Palmas de Gran Canaria de los actos del  Día de la Hispanidad, presididos por los¡ reyes de España , Juan Carlos I y Sofía de Grecia, el presidente de México,  José López Portillo preguntó por Mary Sánchez, a la que conocía de su gira mexicana y de quien era gran admirador. Aunque el protocolo de los actos no preveía ninguna actuación, los anfitriones requirieron a la artista y a Los Bandama para que cantasen ante el Presidente y los propios Reyes durante una cena de gala que estos ofrecieron en el  Hotel Santa Catalina la ciudad.

Llegado el año 1978, el grupo volvería a salir al extranjero para actuar nuevamente en Venezuela y Cuba, y por primera vez en Luxemburgo,Suiza e Islandia.

.

.

NÉSTOR ÁLAMO

Fue un compositor, periodista y escritor grancanario, es uno de los grandes exponentes de la música y cultura popular canaria.

Néstor Álamo Hernández nació en Guía de Gran Canaria el 27 de febrero de 1906 –  Las Palmas de Gran Canaria, 24 de marzo de 1994. Fue el primogénito de siete hijos en el matrimonio formando por Salustiano Álamo y Clorinda Hernández.; ambos progenitores provenían de familias de pequeños propietarios rurales y comerciantes de su pueblo natal. Confesaría de mayor su incapacidad para emprender estudios musicales cuando niño, aunque su abuelo materno, Virgilio Hernández, fue director de la Banda de música de Guía durante varios lustros. En su pueblo cursa estudios elementales hasta que en 1920 marcha a la Habana, donde bajo la tutela de su tío Nicasio Álamo trabaja en el comercio familiar. Tras su regreso a  Gran Canaria en 1922, y después de realizar el servicio militar, se independiza de su familia y se emplea como contable en algunas firmas comerciales de la capital, a la vez que comienza a introducirse en los círculos culturales de la ciudad e inicia sus primeras colaboraciones periodísticas.

Al mismo tiempo, entabla amistad con el que él consideró su maestro, el lectoral y canónigo de la Catedral de Canarias don José Feo y Ramos, natural de Gáldar.Según Álamo, el influjo de este sacerdote será fundamental en sus lecturas y formación intelectual, ya que lo introduce en sus primeros conocimientos de Archivista y Paleografía. En el periódico El País tuvo a su cargo la sección “Panoramas”. Posteriormente, fundó en Guía, junto a Juan García Mateos, el semanario La Voz del Norte. En los primeros años de estadía en la capital de la Isla comienza a frecuentar la Escuela Luján Pérez, centro de formación liberal y lugar de encuentro de intelectuales y artistas locales a los que rendirá admiración a lo largo de toda su vida. Su vertiente periodística, a veces usando el seudónimo Juan Farías, va a continuar de forma incesante a lo largo de toda su vida, con especial intensidad en los periódicos Hoy, Falange y Diario de Las Palmas.

En 1930 entra a formar parte de El  Museo Canario como oficial primero en la Biblioteca de la centenaria institución científica. Allí se dedica a ordenar y clasificar, durante casi dos decenios, una importante parte de sus fondos documentales, especialmente el de la  Inquisición Canaria, compuesto de miles de manuscritos de un interés capital para la historiografía isleña que, hasta ese momento, eran de difícil consulta. El contacto diario de Álamo con esas privilegiadas fuentes de información propiciará, en su formación intelectual y en sus trabajos literarios, una visión más completa acerca del mundo insular y sus conexiones históricas fuera de sus fronteras que la que había tenido hasta entonces.

Terminada la Guerra Civil española ejerce como secretario y asesor cultural de Matías Vega Guerra, que presidio el Cabildo de Gran Canaria desde 1945 hasta 1960. Las gestiones de Néstor Álamo favorecen la creación del Archivo Histórico y la Biblioteca Provincial de Las Palmas de Gran Canaria. También fue el creador, diseñador de algunos de sus espacios y primer director de la Casa-Museo de Colón, instalada en el corazón del Real primitivo donde los conquistadores castellanos fundaran la ciudad. La Casa de Colón se inaugura parcialmente en 1952, para continuar ampliándose como centro museístico y de contenidos americanistas a lo largo de toda la década siguiente; además, participa en las gestiones para la creación del museo de don Banito Pérez Galdós en la casa natal del escritor. Su labor de recuperación de espacios museísticos dependientes del Cabildo se amplia al realizar la restauración y creación del museo de don  Fernando León y Castillo en  Telde; en esa misma ciudad dirigiría, muchos años más tarde, la construcción de la iglesia de Tara. En Guía, su pueblo, restaura el Camarín de la  Virgen de Guía

En el ámbito urbanístico ideó la creación en Teror de la plaza de Teresa Bolívar, madre del Libertador americano, cuya familia tenía raíces en ese municipio grancanario. Su vinculación a Teror y su fe en la tradición mariana de la Villa, donde se ubica la Basílica de la Virgen del Pino, le empuja a dirigir y reorganizar desde el Cabildo Insular la tradicional llegada de romeros al pueblo, la víspera de la Fiesta Mayor, desde todos las poblaciones de la Isla. Propicia la creación de una comisión mixta interinstitucional, que lidera durante años, y reconvierte la espontánea Romería de la Virgen del Pino en una Ofrenda en honor a la Patrona de Gran Canaria. Impulsa, además, la restauración y creación de un museo en la Casa Museo de los Patronos de la Virgen del Pino. En 1961 es cesado como director de la Casa de Colón y desde ese año hasta su muerte regenta un anticuario (que hace las veces también de taller de restauración y ebanistería) en la calle de La Peregrina de Las Palamas de Gran Canaria.

Obras suyas son Thenesoya Vidina y otras tradiciones, El Almirante de la Mar Océana, El sarao y su recuerdo o Crónica de un siglo. Este último se publicó en forma de folletón, a partir de la década de los 50, en el Diario de Las Palmas y tuvo como núcleo principal historiar las actividades sociales de El Gabinete Literario, pero acabó siendo una historia de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria desde mediados del  siglo XIX hasta mediados del  siglo XX.

Dejando aparte sus creaciones musicales, que inauguran una nueva página en la canción de Canarias, recopiló y publicó (encargándose en el prólogo de la obra de un pormenorizado estudio) la obra poética de La Perejila (Las Palmas de Gran Canaria, 1820- 1897) en el volumen Agustina González y Romero: Poesía. De menor entidad son El marqués de Branciforte, El demonio y la virgen, Lola Guerra, Para la historia de Guía de Gran Canaria, Del juzgado y otros asuntos.

Por otro lado, no hay que olvidar sus numerosas colaboraciones periodísticas publicadas en los periódicos de su isla natal desde la década de los 30 del siglo pasado; muchas de ellas son ediciones periódicas a modo de folletín, con notable enjundia, que nunca vieron la luz en libros. Durante los años 60 ejerció, además, como corresponsal del periódico barcelonés La Vanguardia. Los títulos con los que fue investido fueron numerosos:

  • Cronista oficial de la isla de Gran Canaria.
  • Comendador de número de la Orden del Mérito Civil.
  • Miembro correspondiente de la Real Academia de la Historia.
  • Hijo adoptivo de Las Palmas de Gran Canaria.
  • Can de plata e hijo predilecto de Gran Canaria.

Además, en 1989 le fue otorgado el Premio Canarias de Investigación.

.

.

 

PINITO DEL ORO

TRAPECISTA

Cristina María del Pino Segura, conocida artísticamente como Pinito del Oro nació en el circo de su padre el  6 de novimebre de  1931, en el barrio de Guanarteme (Las Palmas de Gran Canaria). Fue la menor de los siete hijos que le vivieron, de los 19 hijos que tuvo su madre, artistas todos, así que su madre, a la pequeña la encerró en la burbuja de cariños: “Ésta que no sea artista. Esta última me la reservas para mí”. Durante su infancia, una noche en la que viajaba la troupe Segura desde Cádiz a la feria de  Sevilla, el camión volcó y murió su hermana Esther. Su padre, aunque no creía en el talento de Cristina, se vio en la necesidad de subirla al trapecio para completar la función.

Su madre no llegó a verla. La noche que debutó,le dio a la madre un acceso de glucosa en la sangre. Murió ella y nació Pinito del Oro. Las dunas de Guanarteme, de arena dorada como el sol, le dieron el nombre. Los críticos decían que rompía la ley de la gravedad, porque se salía del trapecio.

Durante unas Navidades en Valencia, cuando trabajaba en el circo de los hermanos Díaz, la vio el representante para Europa del circo de los circos, el Ringling Bros. and Barnum & Bailey, y la quiso contratar. Al ser menor de edad, se casó para viajar a América y enseñó a su marido el oficio de ponerse debajo, o sea, aguantarle la escalera al trapecio. Trabajó durante siete años en el circo Ringling, donde consiguió el Premio Internacional en  1960, el Oscar del Trapecio. Sin red.

La intentó contratar  Cecil B. DeMill para una película sobre el circo, pero ella lo rechazó ya que  Cecil b. DeMille no quisó que figurara su nombre en los créditos. Cuando regresó a España, fue recibida como una estrella. Cuando se retiró en 1970, Mary Santpere le cortó la coleta en el circo Price de  Madrid.

Sufrió tres caídas casi mortales en Huelva, en Suecia y en Laredo. En la primera se rompió el cráneo y permaneció ocho días en coma con sólo 17 años. Se rompió otra vez el cráneo, tres veces las manos, y han tenido que operarle los pies para erguirle los dedos, encorvados de tanto puntear en el trapecio, de 12 a 30 metros sobre el suelo.

Se divorció de su primer marido tras 20 años de matrimonio en los que nacieron 2 hijos. Actualmente vive con su pareja, veinte años menor que ella, en un piso – museo en la Avda. de Escaleritas, en Las Palmas de GranCanaria

En numerosas ocasiones se le hace referencia como sinónimo de destreza en las alturas, (“¡Que te vas a caer, a ver si te crees Pinito del Oro!”).

.

 

.

CARLOS BOSCH MILLARES

Nace en Las Palmas el 31 de Julio de 1926. Entre 1943 y 1949 cursa los estudios de Farmacia en la Universidad Complutense de Madrid. En ese último año, 1949, se licencia con Sobresaliente y Premio Extraordinario al Mejor Expediente Académico de la Facultad de Farmacia.

Obtiene una beca para trabajar en el Instituto de Medicina Tropical de Hamburgo (Alemania), desde 1951 a 1952. En 1966 se doctora en Farmacia con una Tesis Doctoral sobre el tema “La presencia de células inmaduras en sangre periférica normal”, que obtendría la calificación de Sobresaliente Cum Laude. Posteriormente se licencia en Ciencias Biológicas por la Universidad de La Laguna (Tenerife) en 1971.

Desempeña el cargo de Jefe del Servicio de Bioquímica en el Hospital Insular de Las Palmas de Gran Canaria desde 1971 hasta 1991. También sería Vicepresidente (1973) y posteriormente Presidente (1980) de la Sección de Análisis Clínicos de la Federación Internacional Farmacéutica (FIP). En 1984 es nombrado por el Ministerio de Sanidad y Consumo coordinador de Análisis Clínicos dentro de la Ley de Especializaciones Farmacéuticas.

Sería miembro de numerosos organismos españoles e internacionales relacionados con esta actividad: fundador de la Sociedad Española de Química Clínica; miembro de la Sociedad Española de Parasitología; miembro de la Societé Française de Biologie Clinique; miembro de la Real Academia de Medicina de Canarias (1975); académico correspondiente de la Real Academia de Farmacia de Madrid (1981); académico correspondiente de la Academie de Pharmacie francesa (1987); miembro de la American Society for Clinical Chemistry (EE.UU); Presidente de la Asociación Canaria de Especialistas en Análisis Clínicos y miembro de la New York Academy of Sciencies.

Carlos Bosch es autor de libros y artículos científicos y contribuiría con numerosas comunicaciones a Congresos nacionales e internacionales de su especialidad. Entre otros: “Introducción a la Hematología de la Sangre Periférica“ (Consejo General de Colegios Farmacéuticos), “El Sistema Hematopoyético“ y “Clasificación y Diagnóstico de las Proteínas Monoclonales”.

Su elevada sensibilidad ciudadana lo llevaría a luchar desde los medios de comunicación para lograr una Universidad plena en Gran Canaria. A través de una Plataforma se lograría la movilización de miles de personas en lo que sería la primera iniciativa ciudadana que culmina, años más tarde, en la creación de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Hasta el día de su fallecimiento ostentaría el cargo de Vicepresidente de la Fundación Universitaria.

Destacado investigador en temas biológicos y humanísticos y uno de los pioneros de los análisis clínicos en Canarias, su actividad profesional no se circunscribe únicamente a su Laboratorio de Análisis Clínicos (fundado en 1953), en el que introduce en Canarias numerosas técnicas relativas a su especialidad. Es, por encima de todo, un humanista e intelectual, cuya insaciable curiosidad se hace patente en innumerables artículos y colaboraciones, tanto en revistas y congresos científicos como en la prensa local.

Se enfrentaría críticamente a los desmanes urbanísticos y medioambientales, siendo uno de los primeros en denunciar la total insensibilidad ecológica de la clase política, colaborando en tertulias y en grupos de opinión y sería un gran defensor de los derechos humanos. Colaboró en la denuncia de los abusos de Tenerife contra Gran Canaria, participando desde su fundación en el Partido de Gran Canaria (PGC) que creara Gregorio Toledo, aunque desvinculándose del mismo después al cambiar su dirección.

Su inquietud intelectual lo llevaría a interesarse también de manera destacada por los más variados temas humanísticos, históricos, arqueológicos, literarios y políticos. En esta línea, obtiene el Premio Nacional de Prosa de la Asociación Española de Farmacéuticos en Letras y Artes.

En junio de 1966 recibiría la Medalla de Plata de la Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria del Excelentísimo Ayuntamiento y es nombrado Hijo Predilecto de la Isla por el Cabildo de Gran Canaria (septiembre del 2000). Fallece en Las Palmas de Gran Canaria, el 16 de septiembre de 2000.

.

.

 

AGUSTÍN MILLARES TORRES

HISTORIADOR, NOVELISTA Y MÚSICO

Nace en Las Palmas de Gran Canaria el 25 de agosto de 1826. Con trece años ingresa en el Seminario para cursar los estudios de bachillerato, a la vez que completa su formación con clases de música (solfeo y violín). En 1841 ya es miembro de la banda de música del Ayuntamiento de Las Palmas, realiza composiciones de tipo popular y fomenta la creación de la Sociedad Filarmónica.

La falta de recursos económicos familiares le impide cursar la carrera de Leyes. Sin embargo, cursa los estudios en la Escuela de Notariado establecida en Las Palmas y los finaliza en 1846. Ese mismo año marcha a la Península a cursar estudios musicales en el Conservatorio de Madrid durante dos años. A su regreso a la isla imparte clases de música, y poco después, en 1851, se integra como docente del colegio San Agustín, haciéndose cargo de la asignatura de música hasta 1857. En el colegio sucede a Melquíades Spínola, fallecido ese año durante la epidemia de cólera que azotó la isla.

En 1852 emprende actividades periodísticas y funda “El Porvenir”, en cuya redacción figuran también Domingo J. Navarro y Antonio López Botas. Con posterioridad dirigirá “El Ómnibus” y “El Canario”. Después de quince años de haber cursado los estudios de notariado, en 1861, accede al puesto de notario en Las Palmas, cargo en que le sucedería su hijo Agustín Millares Cubas tras su fallecimiento. En reconocimiento a su labor, es nombrado miembro correspondiente de la Real Academia de Historia en 1882.

Fallece en su ciudad natal el 17 de mayo de 1896.

Hitos

1860: Publica la “Historia de la Gran Canaria”, en la que recoge todos los hechos desde la Conquista.
1871: Publica el primer tomo de “Biografías de canarios célebres”. Ese mismo año escribe la novela “Eduardo Alar”, (título que será tomado como seudónimo por su nieto Claudio de la Torre Millares en varias ocasiones). Años más tarde publicaría “Benartemi, el último de los canarios”.
En 1874 publica “Historia de la Inquisición en las Islas Canarias”, lo que le acarrea la excomunión por parte del obispo integrista José María de Urquinaona y Bidot.
En 1882 publica su extenso trabajo “Historia general de las Islas Canarias”, considerada obra de gran interés en el género.

Además de ello, son incontables sus composiciones musicales de todo género, así como sus artículos periodísticos. Su producción literaria en novela es también considerable. Su altruismo y patriotismo en beneficio de Canarias es enorme. Entre otros hechos, salvó el Archivo de la Inquisición de Canarias, que hoy conserva la Sociedad Científica El Museo Canario y que había sido mandado a destruir por el obispo Urquinaona.
Fue también patriarca de la familia Millares que, a lo largo de los años, ha despuntado en diversas ramas de las artes y de las letras, como sus hijos los literatos Luis y Agustín Millares Cubas y sus descendientes, Agustín Millares Carlo, Agustín Millares Sall, Manuel Millares Sall (“Manolo Millares”), etc.

.

.

 

BARTOLOMÉ CAIRSACO DE FIGUEROA


Poeta, músico y dramaturgo a quien se le debe la introducción del verso esdrújulo en la poesía española.

Nació en Las Palmas de Gran Canaria el 8 de octubre de 1538, marchando a estudiar a la Península (¿Sevilla?) para retornar a la isla en 1551, donde dos años más tarde tomará posesión de una canonjía.

En 1555 y con una licencia de cinco años concedida por el Cabildo, vuelve a viajar para continuar estudios, probablemente a Coimbra (Portugal). De regreso en Gran Canaria se ordena sacerdote en Agaete en 1559. Entre los años 1560 y 1569 se establece en Castilla, aunque cabe la posibilidad que se trasladara también a Italia.

Otra vez en Gran Canaria, en 1561 es nombrado Beneficiado de la Catedral y en 1572 ejerce como Secretario del Cabildo. Durante los últimos veinte años del siglo XVI (1580-1600) se desarrolla en la huerta de su casa (situada en la calle San Francisco de la ciudad de Las Palmas) su conocida tertulia consagrada a Apolo Délfico, con asistencia de amigos, familiares y forasteros (entre los que encontramos a personajes históricos de la talla de Leonardo Torriani, Abreu Galindo, Antonio de Viana, Juan de la Cueva, etc.)

En 1593 se le nombra Contador Mayor del Cabildo. Toma parte activa en la defensa de la ciudad de Las Palmas contra el ataque del corsario Drake que tiene lugar en 1595 y cuatro años más tarde, en 1599, actúa como parlamentario durante el ataque del corsario holandés Pieter Van der Does, que arrasaría la capital grancanaria y sería el comienzo de su decadencia como ciudad principal de las Islas Canarias en beneficio futuro de Tenerife. Es nombrado prior en 1605 y solicita el cargo de Cronista Real, que no se le concede. Parece ser que por estas fechas, y con la intención de acceder al cargo antes mencionado, es cuando compone su poema en tres cantos Esdrujúlea.

Fallece el 12 de octubre de 1610, recién cumplidos los 72 años de edad, en su ciudad natal. Sus restos mortales son sepultados en la capilla de Santa Catalina de la Catedral.

Hitos

Autor principal de las Islas Canarias durante el siglo XVI, su prosa fue ensalzada por el propio Félix Lope de Vega. Redactó el texto titulado Comedia que se hizo al obispo don Cristóbal Vela, que se representó con motivo de la toma de posesión de dicho Obispo en la Catedral de Las Palmas, en 1576. De 1582 data la La comedia del Rescebimiento que se le hizo al obispo de Canaria, don Fernando de Rueda.

Aproximadamente en 1600 concluye su traducción de la obra de Torcuato Tasso, la Jerusalén Libertada. Se publica en Valladolid la primera parte del Templo Militante (Triunfos de virtudes, festividades y vidas de Santos), en otras ediciones titulado también Flos Sanctorum (1602). Al año siguiente aparecerá la segunda parte. En Madrid, en 1609, se editará la tercera, y la cuarta y última se hará en Lisboa, ciudad donde se realizará una segunda edición en 1614. En 1605 compone su libro Esdrujúlea de varios elogios y canciones en alabanza de divinos sujetos que no llegó a editarse.

Una plaza, situada frente al Gabinete Literario, conjuntamente con su busto, lleva su nombre en la capital que le vió nacer y morir.

.

.

 

ANTONIO LÓPEZ BOTAS

.

 

Abogado y político. Miembro fundacional del Gabinete Literario, primer director del colegio San Agustín y Alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, al decir de los historiadores, el mejor que ha tenido nuestra capital en toda su historia.

Nace en Las Palmas de Gran Canaria en 1818. Realiza estudios en el Seminario Conciliar y continúa después la carrera de Derecho en la Universidad de San Fernando en La Laguna (Tenerife). Obtiene el título de Doctor en 1842 y ese mismo año comienza a ejercer la abogacía en Las Palmas.

En 1844 participa como miembro fundacional en la creación del Gabinete Literario de Las Palmas, institución desde la que partirían las principales iniciativas para el desarrollo de la isla: la creación del colegio de Segunda Enseñanza San Agustín (1845), el Colegio de Señoritas (1851), el asilo de mendicidad y la Sociedad de Seguros Mutuos (origen de la futura Caja de Ahorros). Desde 1845 hasta 1881 será el Director del colegio San Agustín, cargo que compagina, a partir de 1852, con el de Juez de Primera Instancia. Al año siguiente es elegido Diputado a Cortes.

En 1879 sería designado Decano del Colegio de Abogados, donde fundó la revista del Foro Canario -la más antigua de las que se publican en Canarias, cargo que ostentará hasta que abandona Gran Canaria muy a su pesar para establecerse, por razones políticas, en América (Cuba).

Después de su andadura política como Alcalde y parlamentario, para intentar hacer frente a los importantes problemas económicos suscitados de sus empresas a favor de Gran Canaria, en 1881 marcha a Cuba y solicita a Fernando de León y Castillo, ex alumno suyo y Ministro de Ultramar por esas fechas, un destino en la isla caribeña. Se le nombra Fiscal del Tribunal de Cuentas. Fallecerá en Cuba el 11 de abril de 1888. Sus restos mortales serán repatriados a su isla natal el 2 de agosto de 1904.

Hitos

1845: Primer Rector del Colegio San Agustín. Ocuparía diversos cargos: Director, Secretario, Profesor de Psicología, Ideología y Lógica, Lengua Castellana, Historia Natural, Física y Química. Desde 1854 y hasta octubre de 1861 estaría unido el cargo desempeñado al de Director. Ocupa el cargo de Director del Colegio San Agustín hasta 1881, en que abandona Gran Canaria.

1853: Obtiene representación parlamentaria.

Entre 1861 y 1868 ocupa la Alcaldía de Las Palmas de Gran Canaria. Como Alcalde desarrolla un programa de reformas de la ciudad: empedrado de calles, culminación de las Casas Consistoriales, edificación de la Plaza del Mercado, puente entre Triana y Vegueta, embellecimiento de la Alameda de Colón, etc..

.

.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

SI TE HA GUSTADO ESTE POST ME ENCANTARIA SABERLO

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s