* EL FANTASTICO CAMINO DE LA ESTRELLA *

reyes-magos1

puces_etoile004ESTA ES LA TRADICIONAL LEYENDA

QUE SE HA DADO A CONOCER EN LA MAYOR PARTE DEL MUNDO. . .

CC uenta la leyenda que vinieron desde Oriente, tres Reyes Magos, y que iban guiándose por una estrella que les condujo hasta Belén. Allí buscaron al Niño Jesús recién nacido y le adoraron, ofreciéndole oro (representando su naturaleza real, como presente conferido a los reyes), incienso (que representa su naturaleza divina, empleado en el culto en los altares de Dios) y mirra (un compuesto embalsamador para los muertos, representando el sufrimiento y muerte futura de Jesús).

El rey Herodes el Grande enterado de que habían llegado a su ciudad carabanas pertenecientes a unos magos venidos desde muy lejos quiso  saber quienes eran y les resibió en su corte en la ciudad de Jerusalén, quien astutamente enterado de que venían buscando a un niño Dios les conminó a que, de regreso, hablaran con él para darle noticias del sitio exacto donde se encontraba dicho niño; y, así, poder ir él también a adorarle. En realidad, lo que quería era darle muerte.

Estos, cuando hubieron oído al rey, se marcharon. Y he aquí que la estrella que habían visto en Oriente iba delante de ellos, hasta que llegaron al lugar en que estaba el niño, se paró encima.  Al ver la estrella se regocijaron en gran manera. Y entrando en la cueva encontaron al  niño con Maria su madre, y prosternándose le adoraron, y abrieron sus tesoros le ofercieron como presentes oro, incienso y mirra.

Los magos, habiendo recbido en sueños el aviso del  peligro que corría Jesús si ellos obedecian a Herodes, decidieron regresar a su país por otro camino.

Cuando ellos se marcharon, un ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo :

– << Levántate, coge al niño y a su madre y huye a Egipto y permanece allí hasta que yo te vuelva a hablra; porque sucederá que Herodes buscará al niño para matarlo >> – .  Y así lo hizo José.

Entonces Herodes, al ver que había sido engañado por los magos, se irritó violentamente y mandó que matasen a todos los niños que había en Belén y sus alrededores, desde la edad de dos años para abajo, según el tiempo en que se había enterado por los reyes magos, ( matanza de los inocentes ).

puces_etoile004TAMBIÉN EXISTE UNA LEYENDA QUE HABLA DE UN CUARTO REY MAGO. . .

Artabán era el cuarto  Rey Mago que encaminó sus pasos hacia  Occidente, siempre guiado por el fulgurante mapa celestial, en busca del niño  Jesús. El  zigurat de Borsippa, con sus altos muros y siete pisos, era el punto de encuentro de los cuatro reyes e inicio de la travesía conjunta. Hacia allí acudía Artabán, con un  diamante protector de la isla de Méroe, un pedazo de jaspe de Chipre y un fulgurante rubí de las  Sirtes como triple ofrenda al Niño Dios, cuando topó en su camino con un viejo moribundo y desahuciado por bandidos: interrumpió el rey su viaje, curó sus heridas y le ofreció el diamante al viejo como  capital para proseguir el camino. Llegado a Borsippa, sus compañeros de viaje ya habían partido.

Continuó en soledad en pos de su destino, pero arribado a Judea, no encontró ni a los Reyes ni al Redentor, sino hordas de soldados de  Herodes degollando a recién nacidos: a uno de ellos, que con una mano sostenía a un niño y en la otra blandía afilada espada, ofrece el rubí destinado al Hijo de  Dios a cambio de la vida del niño. En esta actitud es sorprendido: es apresado y encerrado bajo llave en el palacio de  Jerusalen.

Treinta años duró el cautiverio, y fueron llegando ecos de los prodigios, consejos y promesas de un  Mesías que no era sino el Rey de Reyes al que fue a adorar. Con la absolución y errando por las calles de Jerusalén, se anunció la crucifixión de  Jesucristo; encamina sus pasos al Gólgota para ofrecer la adoración largamente postergada, cuando repara en un mercado en el que una hija es subastada para liquidar las deudas su padre. Artabán se apiada de ella, compra su libertad con el pedazo de jaspe, la última ofrenda que le quedaba es ofrecida y Jesucristo muere en la  Cruz: tiembla la tierra, se abren los sepulcros, los muertos resucitan, se rasga el velo del templo y caen los muros. Una piedra golpea a Artabán y entre la inconsciencia y la ensoñación, se presenta una figura que le dice: “Tuve hambre y me diste de comer, tuve sed y me diste de beber, estuve desnudo y me vestiste, estuve enfermo y me curaste, me hicieron prisionero y me liberaste”. Desorientado y exhausto pregunta: “¿Cuándo hice yo esas cosas?”, y con la misma expiración recibe la respuesta: “Lo que hiciste por tus hermanos, lo hiciste por mí”. Con él se elevó a los mismos cielos que en su juventud le guiaron en pos del Destino finalmente alcanzado.

Después de la resurrección de Jesús, el apóstol Tomás  halló a los magos en Saba. Allí fueron bautizados y consagrados obispos. Después fueron martirizados en el año 70 y depositados en el mismo sarcófago. Los restos fueron llevados a  Constantinopla y posteriormente transladados a la catedral de Colonia, donde hoy reposan con las coronas que supuestamente llevaron durante su existencia. Miles de peregrinos empezaron a llegar a Colonia, y en la actualidad se ha convertido en uno de los grandes centros de peregrinación.

 

 divider--estrella

–  EVANGELIO  APÓCRIFO  –

puces_etoile004POR  PRIMERA  VEZ LA ESTRELLA  SE  HABÍA  MOSTRADO  EN ORIENTE . . .

  SS 0bre el zigurat el mago Melchor, un anciano de barba blanca y hermosos ojos transparentes, adorador del fuego y adepto a la filosofía de Zoroastro,  pasaba lo máximo de su tiempo contemplando los astros, admirado de lo que veían sus ojos. El sabio, al contemplar la fulgurante estrella,  había descendido apresuradamente la gran escalera curva y reuniendo a sus hijos y a sus nietos les había pedido con voz alterada que iniciasen los preparativos, porque había de emprender un largo viaje:

– ¡ No importa que sea el último de mi vida, no importa que jamás regrese ! .

Y se juntaron los camelleros y los esclavos pusieron a  punto las monturas y las tiendas, y cuando el anciano partió de su hogar, lloraban las mujeres de la casa…

Se iba preguntando qué presente le había de llevar al niño, cuando pensó en la rara esencia de la mirra, y en Bagdad buscó un riquísimo saco de piel de carnero con incrustaciones de plata donde guardó la resina de  mirra y lo mandó colgar sobre las jorobas del camello.

Pero cuando en la madrugada andaba Melchor su camino, la estrella se mostró por occidente al joven Gaspar, señor de la marisma, quien  vive en la lejana Hesperia, donde dicen que se hallaba enclavado el fabuloso jardín, en la lejana Tarsis.  En los últimos confines del mundo su tierra es rica en preciosos metales y sus gentes son sencillas y alegres, bailan y juegan con los toros a los que sacrifican y adoran al mismo tiempo.

Gaspar reclinado en su lecho de pieles y plumas, al no acudir el sueño a sus ojos, mandó llamar a la más bella de sus esposas que le halagó con besos y le rindió con caricias… Pero el lucero se mostraba tan rutilante e insistente en su fulgor que Gaspar hizo reunir a los astrólogos más sabios, traídos de Roma y de Grecia, los arrancó de sus lechos y los puso a contemplar el astro. Fue un anciano cananeo de los muchos que habitan en aquella tierra, el que reconoció su signo: Es la estrella de David, le dijo; ha nacido el Mesías de Israel, se aproximan para el mundo días de júbilo, pero también de terror y de luchas.

Gaspar dió ordenes a los esclavos bereberes que cargaban fardos sobre los macizos garañones, y el joven Gaspar señor de la marisma, disponía el viaje recabando informes y mapas a sus consejeros, y llenaba de monedas romanas un precioso cofre de oro, la estrella se deslizó por el desierto y corrió a mostrarse en las selvas oscurasd del sur…

Enmudecieron los tantanes, callaron las bestias savajes, levantaron al aire sus trompas los grandes elefantes como trompetas sagradas en la noche, huyeron los guerreros a sus tiendas y el poderoso Benmogabh con la tez negra como el betún y de  pelo ensortijado con un  alma candorosa como la de un infante,  fue el único en atreverse a posar sus ojos en el disco dorado.

Mandó formar la caravana, los guerreros afilaron las puntas de sus lanzas y de entre sus tesoros buscó la gema gigante que había heredado de su padre, el anciano emperador de todo el África negra.

Un prodigio se había producido  y se juntaron  al unísono las caravanas de los más poderoso del mundo.

NACIMIENTO

UU n prodigio que durante cientos de años recordarán y  festejarán los humanos en todas las lenguas del mundo; mientras en el cielo se mostraba el rastro incandescente que señala el camino de un espíritu poderoso y que nos anuncia la encarnación de la palabra divina en carne mortal… 

El Verbo Divino se encarna en la tierra cada muchos milenios y ahora ha sucedido…

Este pequeño dios que ha nacido, proyectará su gloria por todos los rincones del mundo, pero es un dios de amor que ama la vida; nació pobre, pero los más ricos vienen a enriquecerle…

Se empezó a comtemplar por el sur la emersión del lucero; una corte de luz le acompañaba, se detuvo el viento, se escucharon en el aire arpegios prolongados, como si cientos de cuerdas tensas se hubieran puesto a vibrar al mismo tiempo…

Y acompañado de un trueno prolongado, se deslizó pleno de fuerza y de majestad el resplandor de la estrella.

– Evangélio Apócrifo de José y su familia –

– J. M. Rincón –

Anuncios

SI TE HA GUSTADO ESTE POST ME ENCANTARIA SABERLO

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s